Exhumación del cuerpo de Canserbero reveló lesiones que no aparecen en la autopsia de 2015

0
593

Tras la exhumación del cadáver del reconocido rapero Canserbero, el Ministerio Público reveló nuevos detalles sobre su muerte en 2015. Se encontraron al menos cuatro heridas causadas por un objeto punzocortante, así como otras lesiones físicas que no habían sido registradas en la autopsia realizada en ese entonces.

Durante una conferencia de prensa, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que la nueva investigación ha revelado alteraciones en el lugar de los hechos. La exhumación del cuerpo del rapero se llevó a cabo con la presencia de funcionarios del Ministerio Público, el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), el Tribunal de Control 8°, la División de Investigación Penal de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Fiscalía 85° Nacional.

Saab detalló que solo se encontraron los restos óseos del cuerpo, sin tejidos blandos, y se verificaron múltiples fracturas, incluyendo fractura craneal, fractura del maxilar inferior, fractura cervical y torácica, fractura de arcos costales derechos y fractura de codo derecho. Estas lesiones son compatibles con una caída desde una altura considerable.

Sin embargo, los expertos también descubrieron que Canserbero presentaba otras lesiones contusas en su cuerpo que no habían sido registradas en el informe de autopsia original. Estas incluyen una fractura en el maxilar derecho y fracturas en ambas extremidades superiores.

El fiscal aclaró que aún no se puede determinar si hubo o no fuerza mecánica involucrada en la muerte, pero la investigación continuará hasta esclarecer lo sucedido.

Saab recordó que la muerte del rapero y la de su amigo Carlos Molnar estuvieron relacionadas con las primeras declaraciones de Natalia Améstica, pareja de Molnar y única testigo de los hechos.

«A la mañana siguiente, el cuerpo de Carlos Molnar fue encontrado en el suelo de la cocina de su residencia con 17 puñaladas, mientras que Tirone González fue encontrado en la entrada de la residencia con cuatro heridas causadas por un objeto punzocortante», detalló Saab.

A ocho años de estos trágicos sucesos, las autoridades han confirmado que hubo alteraciones en el lugar del incidente.

«Concluimos que la ubicación donde se encontró el cuerpo de Tirone en la primera investigación no corresponde al lugar donde realmente debería haber caído, lo que sugiere que fue movido de su posición original. Es decir, hubo una alteración en el lugar del incidente, por lo que actualmente estamos investigando el motivo de esta alteración», destacó Saab.

Un nuevo análisis de luminol realizado por la policía científica arrojó un falso negativo, lo que lleva al Ministerio Público a sospechar que se realizó una limpieza en el lugar del incidente para eliminar rastros de sangre. Se cree que se utilizó hipoclorito de sodio (cloro) o lejía, productos químicos comúnmente utilizados para limpiar escenas del crimen y hacer desaparecer evidencia hemática.

Ante estos nuevos hallazgos, el fiscal afirmó que Natalia y Guillermo Améstica están ocultando información crucial relacionada con la muerte de Canserbero y Molnar, ya que los datos que han proporcionado no concuerdan con la realidad de los hechos ocurridos en 2015.

Saab señaló que las primeras declaraciones de Natalia Améstica estuvieron llenas de «inconsistencias extremas y mentiras tremendas», debido a la falta de pruebas médicas que respaldaran la afirmación de que Canserbero sufría de esquizofrenia.

«No había pruebas médicas de que Canserbero padeciera esquizofrenia, ni recetas para su tratamiento. Además, es falso que ella haya llamado al 911, otra persona lo hizo», afirmó el fiscal.

«Los familiares han declarado que Guillermo Améstica estuvo presente en la residencia de Carlos Molnar en la fecha de los hechos, y esta información está siendo verificada», agregó Saab.