Exportaciones petroleras de Venezuela retroceden 38 % ante menor procesamiento de crudo

0
449

Las exportaciones de petróleo de Venezuela experimentaron una disminución significativa en agosto, cayendo un 38% desde el récord alcanzado en julio, que fue el más alto en más de tres años. Según los datos de monitoreo de buques y documentos internos de la empresa estatal PDVSA, las exportaciones de petróleo se situaron en alrededor de 544,000 barriles por día (bpd) el mes pasado. Esta caída se debe a los problemas que enfrenta PDVSA para mantener en funcionamiento sus mejoradores de crudo pesado.

Aunque Venezuela ha logrado aumentar ligeramente su producción y exportación de petróleo este año, gracias a una menor cantidad de interrupciones y a la mayor producción de Chevron bajo una licencia otorgada en noviembre, la falta de capital de PDVSA, las sanciones impuestas por Estados Unidos desde 2019 y el insuficiente mantenimiento de la deteriorada infraestructura de la empresa limitan su capacidad para mantener cualquier aumento.

China se mantuvo como el principal destino de los cargamentos de petróleo y combustibles de Venezuela, recibiendo los envíos directamente o a través de transbordos en Malasia. Chevron, por su parte, exportó alrededor de 147,000 bpd de crudo a sus refinerías y otros compradores estadounidenses, una cifra ligeramente inferior a los 161,000 bpd exportados en julio.

Además del petróleo, Venezuela también exportó aproximadamente 214,000 toneladas de subproductos y petroquímicos en agosto, en comparación con las 412,000 toneladas de julio. Se reportaron fallas en las dos unidades de mezcla de crudo del proyecto Petrosinovensa en la Faja del Orinoco, operadas por PDVSA y CNPC de China, lo que las dejó fuera de servicio temporalmente. Sin embargo, una de las plantas pudo reanudar operaciones el 16 de agosto.

El mejorador de crudo pesado Petropiar, operado por PDVSA y Chevron, también tuvo que someterse a mantenimiento en una unidad de destilación al vacío, pero ya ha vuelto a operar a plena capacidad desde el 9 de agosto, procesando alrededor de 110,000 bpd. Por otro lado, el mejorador Petromonagas de PDVSA y Roszarubezhneft de Rusia se quedó sin diluyentes, lo que provocó su cierre temporal en agosto. Finalmente, la última instalación de mejoramiento del Orinoco, Petrocedeño, redujo su capacidad de procesamiento debido a problemas con una caldera.

A pesar de estos contratiempos, PDVSA anunció en redes sociales esta semana que está aumentando la producción de sus crudos más livianos. Según datos oficiales, Venezuela produjo un total de 810,000 bpd de crudo en julio, lo que representa un aumento del 11% en comparación con enero. Además, PDVSA incrementó los envíos de crudo, fueloil, mezclas de gasolina y gasóleo a su aliada Cuba, alcanzando los 65,000 bpd en agosto, frente a los 53,000 bpd de julio.

Es evidente que la situación de las exportaciones de petróleo de Venezuela sigue siendo complicada debido a una serie de desafíos tanto internos como externos. La falta de inversión, las sanciones y el deterioro de la infraestructura continúan afectando la capacidad de PDVSA para mantener un nivel constante de producción y exportación de petróleo. Sin embargo, la empresa está trabajando para superar estos obstáculos y aumentar la producción de crudos más livianos, lo que podría ayudar a compensar en parte la disminución en las exportaciones de crudo pesado.