Falleció el tatuador venezolano que ingirió alcohol adulterado con metanol en República Dominicana

0
1454

El tatuador venezolano Armando Medina, quien sufrió graves daños luego de ingerir alcohol adulterado con metanol durante una excursión en República Dominicana en 2020, falleció el miércoles en ese país.

La información la publicó en Instagram Ainhoa Garate, quien había comunicado a los seguidores que el joven se encontraba delicado de salud y que estaban buscando una cama disponible en terapia intensiva para internarlo. Poco después, dio a conocer su muerte.

«Gracias a todos por su apoyo incondicional y por estar pendientes de él. Con todo el dolor de mi alma, les comunico que Armandito no pudo resistir esta batalla», dijo la joven en las historias que publicó en la red social.

¿Qué ocurrió con Armando Medina?

La pareja, junto a un grupo de amigos, pagó un tour por la isla Saona con la empresa turística ATA Excursiones, y el plan incluía el alcohol. Según un reportaje de Telemundo, la bebida, que pensaban que era ron, no le gustó a la mayoría de las personas que estaban en el catamarán, pero el tatuador venezolano siguió consumiéndola.

La familia dijo en un comunicado el 5 de noviembre de 2020 que a Armando Medina le suministraron, sin su consentimiento, alcohol adulterado con Cleren, una bebida ilegal de elaboración cacera que puede contener tóxicos como el metanol.

«Esto ocurrió el día sábado 31 de octubre de 2020, mientras se encontraban en un tour en la isla Saona, en República Dominicana. Se presume que el Cleren fue suministrado en las bebidas servidas dentro del catamarán en el que se realizó el viaje, ya que fue el único lugar donde se ingirieron bebidas alcohólicas», señala el texto.

La sustancia, señaló, causa un rechazo severo en el organismo al pasar por el hígado, causando una serie de síntomas: náuseas, vómitos, alteraciones visuales, pérdida de visión y, en casos graves, puede causar daños neuronales, convulsiones, estado de coma e incluso la muerte.

Acidosis metabólica por metanol

Los síntomas más graves pueden aparecer hasta 72 horas después de la ingesta. Por eso, el tatuador pensaba que el malestar que tenía se debía a una simple resaca. Fue así como el 2 de noviembre sus síntomas se intensificaron y su esposa y amigos lo llevaron a un centro de salud para que lo atendieran.

«Ese mismo día, en horas de la tarde, se desvaneció y entró en un estado de coma. En los resultados médicos se reveló que la causa es acidosis metabólica causada por intoxicación por metanol», expresó la familia en el comunicado.

Estuvo internado con respiración artificial. Presentó riesgo de lesiones neuronales, así como de daños en sus órganos vitales como el cerebro, hígado, riñones y en sus ojos. Desde entonces, el joven luchó, junto a Ainhoa Garate, por salvar su vida, pero su salud siguió deteriorándose pese a los esfuerzos y tratamientos.

La agencia de turismo ATA Excursiones terminó cerrada por las autoridades dominicanas, así como la empresa que suministró las bebidas. Sin embargo, no se reportó que los responsables se hayan procesado judicialmente por la negligencia que ahora causó la muerte del migrante venezolano.

El tatuador y su esposa salieron del país en el año 2018 debido a la crisis económica.

Con información de El Nacional