Familiares de los venezolanos fallecidos en incendio en Chile piden ayuda para repatriar los cuerpos

0
212

Catorce familias venezolanas que lamentablemente perdieron a sus seres queridos en un trágico incendio en Chile el pasado 6 de noviembre, han solicitado la ayuda de las autoridades de su país para repatriar los cuerpos. Estas familias, identificadas como Martínez, Soto, Márquez y Vivas, se encuentran en Villabahareque, municipio Junín del estado Táchira, y han expresado su preocupación debido a que han transcurrido más de dos meses desde el incidente y los cuerpos aún se encuentran en Medicina Legal en Chile, a pesar de las promesas de la Embajada de Venezuela en ese país de asumir los gastos de repatriación.

Nathali González, hermana de Rafael Soto, una de las personas fallecidas en el incendio, ha informado que las autoridades chilenas les han dado un plazo de 15 días para repatriar los cuerpos, quedando ahora solo 13. En caso de no cumplir con este plazo, los cuerpos de sus seres queridos serán enterrados en suelo chileno.

Las familias han hecho un llamado al presidente Nicolás Maduro y al gobernador Freddy Bernal para que les brinden su apoyo, ya que no cuentan con los recursos necesarios para llevar a cabo la repatriación. En palabras citadas por el diario La Nación, han expresado su deseo de que sus seres queridos regresen a su tierra natal y han solicitado que no permitan que sean enterrados en un lugar ajeno.

El fatídico incendio ocurrió en la provincia de Coronel, Chile, y cobró la vida de 14 venezolanos el 6 de noviembre de 2013. Las víctimas eran tres familias, compuestas por seis adultos y ocho niños de entre 4 y 13 años de edad, quienes habían llegado al país solo dos meses antes del incidente y vivían en condiciones precarias y de hacinamiento.

Según las primeras investigaciones, el incendio fue causado por un mal funcionamiento de una estufa de latón que una de las familias utilizaba para calentarse en su humilde vivienda. Las autoridades y organizaciones chilenas informaron que todas las víctimas se encontraban dentro de la vivienda improvisada e intentaron escapar cuando comenzó el fuego.