«Muere oficialmente el petro»: el fracaso de la criptomoneda venezolana 

0
568

A partir del lunes 15 de enero, la Plataforma Patria suspenderá el uso de monederos y billeteras en criptomonedas, según un comunicado publicado en el sitio web oficial. Este sitio web es el único canal en el que el polémico criptoactivo petro es canjeable.

Los fondos en la billetera virtual del petro serán convertidos a bolívares, la devaluada moneda local.

El gobierno se ha negado a hacer comentarios sobre el cierre inminente del programa.

A finales de 2017, Maduro anunció la creación de esta criptomoneda estatal respaldada por las vastas reservas petroleras y recursos minerales de Venezuela. El petro fue presentado como una forma de financiamiento internacional en medio de las restricciones impuestas por las sanciones de Estados Unidos.

Sin embargo, el petro ha sido objeto de dudas desde el principio debido a retrasos en la cadena de bloques y a la falta de confianza en el emisor.

A pesar de los esfuerzos del gobierno por promover el uso del petro, su adopción ha sido limitada y se ha utilizado principalmente en transacciones con el Estado, como el pago de impuestos. En la práctica, el petro ha funcionado más como una referencia de valor en medio de la inflación y la depreciación del bolívar.

En la Plataforma Patria, los usuarios recibían transferencias en petros y tenían la opción de canjearlos por bolívares a través de un sistema de subastas, que era la única forma disponible.

Aunque en un principio se anunció que los salarios estarían anclados al petro, esta promesa nunca se cumplió y en la actualidad el salario mínimo apenas supera los 3 dólares mensuales.

El petro recibió un duro golpe con el escándalo de corrupción en Pdvsa, en el que estuvieron involucrados responsables de la Sunacrip. Esto llevó a la renuncia del ministro de Petróleo y al cierre de la sede de la Sunacrip.

Maduro ha dejado de mencionar la criptomoneda estatal en sus apariciones públicas sin dar explicaciones.

A pesar de los problemas con el petro, el uso de criptomonedas en general ha sido alto en Venezuela, ya que han sido vistas como refugio frente a la inflación. Según una encuesta de la ONU, el 10,3% de los venezolanos poseen criptomonedas, en comparación con el 8,3% de los estadounidenses y el 5% de los británicos.

Además, el país también se destaca en el minado de criptomonedas debido a los bajos costos de la energía eléctrica.