Fin del interinato frena negociación con tenedores de bonos venezolanos

0
423

La salida de Guaidó dejó un vacío de figura con quien negociar los 60.000.000 de dólares de deuda, según explicó a Bloomberg Línea un abogado que asesora al mayor número de estos acreedores

Por El Nacional

Los inversionistas que poseen bonos venezolanos estatales se mantienen dispuestos a un nuevo acuerdo de suspensión de plazo de preinscripción ante la falta de negociación de la deuda en default que se ha generado por la ausencia de un liderazgo de Venezuela en Estados Unidos, a partir de la destitución de Juan Guaidó como presidente encargado del país, reseña Bloomberg Línea.

La salida de Guaidó dejó un vacío de figura con quien negociar los 60.000.000 de dólares de deuda, según explicó un abogado que asesora al mayor número de estos acreedores. Por esta razón, los acreedores esperan que se les amplíe el plazo y se dé tiempo para trabajar en una restructuración.

La problemática es vigente porque además Estados Unidos no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Esto implica que no hay un gobierno con el cual negociar.

«Un acuerdo de suspensión de plazo de preinscripción es difícil al fin del gobierno interino y la falta de claridad sobre quién o cuál es el gobierno reconocido», explicó Richard Cooper de Cleary Gottilieb Steen & Hamilton LLP, representa al Comité de Acreedores de Venezuela, un grupo de inversionistas, de mayoría instituciones, que poseen 10.000.000 de la deuda.

Asimismo explicó que la situación se agrava con un panorama de bonos que están en dificultades como una cotización por debajo de los 11 centavos de dólar. Sumado a la prohibición a operadores estadounidenses de a compra de deuda por las sanciones.

Los acreedores tienen en jugo uno de los mayores montones de deuda en default del mundo, resalta Bloomberg Línea. La deuda que el gobierno venezolano y Pdvsa dejaron de pagar en el 2017 oscila los 60.000.000 en bonos.

En octubre de este año se cumple el sexto aniversario del default. Los inversionistas se preparan para demandar ante los tribunales estadounidenses antes de que el plazo de preinscripción expire. Sin embargo, este hecho privaría de capacidad para hacer cumplir el pago de obligaciones.