Fiscalía italiana confiscó una villa de 6 millones de euros propiedad de Maikel Moreno

0
426

La lujosa propiedad, ubicada en la zona de Capano, está a nombre de su esposa, por lo que fue rastreable hasta el expresidente del TSJ

Por El Nacional

Una lujosa villa, valorada en 6 millones de euros, fue descubierta y confiscada por la Fiscalía italiana por ser de Maikel Moreno, expresidente del TSJ. Así lo informó el medio local La Nazione.

La lujosa propiedad, ubicada en la zona de Capano, está a nombre de su esposa, por lo que fue rastreable hasta Maikel Moreno, funcionario sancionado del gobierno de Nicolás Maduro, que aparece en la lista negra de numerosos países.

La Fiscalía congeló administrativamente la villa de lujo, ubicada en las colinas de Lucca, en la zona de Capannorese.

El descubrimiento se habría producido durante una investigación de la Guardia di Finanza sobre un presunto caso de blanqueo de dinero en la compra de la villa.

El flujo de dinero habría conducido a los investigadores a cuentas en Suiza, registradas a nombre de una sociedad panameña, rastreables precisamente hasta Moreno Pérez.

La propiedad lucchese ‘Villa L’Uccelliera, comprada en 2016 por 2 millones 300 mil euros, pero con un valor superior cuantificado en 6 millones, está a nombre de su esposa Débora Menicucci.

La villa a nombre de la esposa
Menicucci es una modelo ítalo-venezolana, casada con el expresidente TSJ. La mujer, que al parecer tiene su residencia en esas «cuatro paredes», habría vivido allí hasta 2020 junto a su padre.

Luego se marchó tras el estallido de la pandemia. La villa, de hecho, se informó que era ‘funcional’, con custodios en su interior.

No se descarta, aunque no se ha confirmado su presencia, que el propio Moreno Pérez, que también intentó hace años solicitar la nacionalidad italiana, haya pasado algún tiempo allí.

Autoridades europeas han aplicado ciertas medidas restrictivas contra él, como la congelación de activos. La villa en la zona de Capannorese es evidentemente una de ellas.

De ahí las disposiciones de la Fiscalía de Lucca. Como ha ocurrido en los últimos años con los oligarcas rusos, la propiedad está ahora en manos de la Agencia Estatal.