Fundaredes denunció que la salud de Javier Tarazona sigue deteriorándose y sufre 10 patologías

0
332

Después de más de 900 días tras las rejas, la salud del profesor universitario y activista de derechos humanos Javier Tarazona está en un estado alarmante de deterioro. Según Clara Ramírez, directora encargada de Fundaredes, ahora necesita tomar 19 medicamentos diarios.

En una entrevista para Aula Abierta Radio, la defensora de derechos humanos señaló que Tarazona ya padecía enfermedades cardiovasculares y respiratorias antes de su detención el 2 de julio de 2021. Sin embargo, en la actualidad sufre un total de 10 patologías, entre las que se incluyen hipertensión arterial, arritmia cardíaca, síndrome cardiometabólico, asma, taquicardia, insuficiencia venosa en grado dos, soriasis, fisuras rectales y neumonía atípica.

«Desde 2021 hemos estado advirtiendo sobre las torturas y los tratos crueles que ha sufrido Javier en prisión. En 2022, tuvimos la oportunidad de hablar ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas para denunciar que Javier ha sido víctima de tortura, tratos crueles y degradantes, y el Estado venezolano no ha tomado ninguna medida al respecto», enfatizó Ramírez.

Alfredo Romero, presidente de la ONG Foro Penal, también destacó la preocupante situación de Tarazona, denunciando que no se le han proporcionado los medicamentos necesarios. Esto es especialmente preocupante debido a su frágil salud, ya que padece problemas relacionados con la diabetes y la fibrosis pulmonar.

«Es una persona que, al igual que muchos otros, no solo necesita su libertad debido a su situación de salud humanitaria, sino también porque está privado injustamente de su libertad», comentó Romero.

Además, se informó que Tarazona ha presentado una denuncia ante un tribunal por haber sufrido torturas. «No estamos afirmando que haya habido tortura o no, pero la víctima afirma haber sido torturada y, obviamente, se requiere una investigación», explicó también el abogado.

Javier Tarazona, director de Fundaredes y conocido por ser la voz principal en la denuncia de un conflicto fronterizo entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2021, fue detenido el 2 de julio de ese año y posteriormente acusado de incitación al odio, terrorismo y traición a la patria.