Gobierno cubano reconoce que transporte público está en uno de sus peores momentos

0
235

El gobierno de Cuba admitió que el transporte público en el país se encuentra en una de las peores situaciones de los últimos años. Según el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en al menos 121 municipios de las 15 provincias del país existe una gran preocupación por la escasez de transporte. El gobierno atribuye esta situación a las sanciones impuestas por Estados Unidos y estima que el embargo ha costado al sector alrededor de 202,4 millones de dólares entre febrero de 2022 y marzo de 2023.

Díaz-Canel señaló que solo en La Habana se necesitan 80.000 litros de diésel al día para el transporte público, pero el país no dispone de suficiente combustible para cubrir esta demanda. El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez, informó que el transporte público estatal ahora transporta menos de la mitad de pasajeros en comparación con hace cinco años, pasando de 5,9 millones de viajeros al día a solo 2,7 millones. Además, el traslado de cargas también se encuentra afectado, ya que se está operando a la mitad de su capacidad.

Rodríguez agregó que la mitad de las rutas cubiertas por la flota de transporte estatal no funcionan de manera estable debido a roturas de los vehículos o falta de combustible. Ante esta situación, muchos cubanos se ven obligados a recurrir al transporte privado, cuyos precios suelen ser inalcanzables para la mayoría de la población.

Es evidente que el transporte público en Cuba atraviesa por una crisis debido a la falta de recursos y combustible. Esta situación afecta no solo a los ciudadanos que dependen del transporte público para desplazarse, sino también al transporte de cargas en el país. La escasez de combustible y las dificultades económicas han llevado a una disminución significativa en la capacidad del transporte estatal, lo que ha obligado a muchas personas a buscar alternativas en el sector privado, a pesar de los altos costos asociados. Es necesario que el gobierno tome medidas para resolver esta situación y garantizar un transporte público eficiente y accesible para todos los cubanos.