Gobierno de Maduro busca unirse a los BRICS para obtener reconocimiento y evadir sanciones

0
264

El gobierno de Nicolás Maduro ha expresado su interés en unirse a los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), una iniciativa que, según los expertos, surge de la necesidad de fortalecer el reconocimiento internacional de Venezuela y evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos y otros países.

Venezuela es uno de los 23 países que han manifestado formalmente su interés en unirse a este grupo de economías emergentes. Durante una cumbre en agosto, los BRICS acordaron expandirse e incorporar a Argentina, Arabia Saudita, Egipto, Etiopía, Emiratos Árabes Unidos e Irán.

Durante su reciente viaje a China, el presidente Nicolás Maduro solicitó apoyo al gigante asiático para ingresar al bloque, al que describió como «el motor de la esperanza de un mundo diferente».

El internacionalista Félix Arellano considera que Maduro, dadas las condiciones en las que se encuentra actualmente y tras su controvertida reelección en 2018, tiene una gran necesidad de formar parte de cualquier grupo internacional. «Ha sido un aislamiento duro (…) Poder unirse a cualquier organización es de gran importancia en un escenario relativamente adverso», dijo Arellano.

Sin embargo, Arellano señala que los BRICS son una alianza principalmente geopolítica e ideológica y carecen de un programa de comercio e inversión que los convierta en un espacio económico activo, como la Unión Europea o el Mercosur. Aunque en el futuro podrían comenzar a trabajar en acuerdos de inversión y comercio, actualmente no se espera que la adhesión a los BRICS implique un cambio en la política económica de Venezuela.

Maduro ha invitado a los BRICS a invertir en las zonas económicas especiales de Venezuela, que abarcan más de 5,4 millones de hectáreas y se dedicarán a la producción de alimentos. Sin embargo, Arellano advierte que el éxito de estas zonas dependerá de las condiciones favorables para su desarrollo, lo cual está en duda debido a la crisis actual de los servicios básicos, especialmente el suministro eléctrico.

El diputado oficialista Ramón Lobo, exministro de Economía, afirmó que Venezuela busca establecer acuerdos de intercambio económico con los BRICS para estimular la economía interna y recuperar la industria petrolera y de gas, que ha sido afectada por las sanciones de Estados Unidos.

Lobo también mencionó que Venezuela aspira a tener acceso a financiamiento de proyectos a través del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS. Según él, el bloque y la institución ven a Venezuela como un socio, un aliado y un amigo.

El economista Luis Vicente León explicó que para Venezuela, que está fuertemente sancionada, los BRICS representan una oportunidad para revitalizar su economía de manera transparente y ganar terreno a pesar de las limitaciones impuestas por Occidente. Además, los BRICS podrían ser una vía para regularizar las exportaciones de Venezuela a China sin tener que realizar grandes descuentos.

Por otro lado, el interés evidente de Caracas en unirse a los BRICS también busca presionar a Estados Unidos para que abandone su postura inflexible y su estrategia de sanciones, ya que de lo contrario, la mina de petróleo más grande del mundo se uniría a los BRICS, donde ya se encuentran los principales productores de petróleo.

En resumen, Venezuela ve en los BRICS una oportunidad para fortalecer su reconocimiento internacional, evadir sanciones y revivir su economía. A pesar de las limitaciones actuales, el gobierno de Maduro busca aprovechar las ventajas que ofrece el bloque en términos de relaciones comerciales y acceso a financiamiento.