Gobierno de Maduro ratificó su rechazo al despojo del territorio en disputa con Guyana

0
370

El gobierno venezolano ha rechazado de manera enérgica el fallo arbitral emitido en París el 3 de octubre de 1899, que resultó en la pérdida del control de la Guayana Esequiba, un territorio de 159.000 kilómetros cuadrados que aún está en disputa con Guyana.

En un comunicado oficial, Venezuela ha ratificado su rechazo absoluto a este laudo, que considera fruto de un proceso arbitral fraudulento y contrario al derecho internacional. Según denuncia el gobierno, el fallo estuvo plagado de irregularidades y fue tramado a espaldas de Caracas.

El Ejecutivo de Nicolás Maduro sostiene que esta decisión del siglo XIX fue resultado de una conspiración entre Estados Unidos y Reino Unido, que ejercía control sobre Guyana hasta su independencia en 1966.

El comunicado también señala que las potencias imperiales de aquel entonces utilizaron la arrogancia, la falsificación de documentos y mapas, así como diversas artimañas para usurpar los derechos de Venezuela y violar el derecho internacional, lo que invalida por completo el fallo.

Venezuela, que asegura haber presentado pruebas contundentes de que el territorio en disputa le pertenece, ha instado a Guyana a respetar el Acuerdo de Ginebra de 1966, en el que ambas partes se comprometieron a buscar una solución pacífica a través del diálogo directo.

En el comunicado, Venezuela reafirma su rechazo a este fallo jurídico y su determinación inquebrantable de defender su integridad territorial, en el marco del cumplimiento de los 124 años de su emisión, en la que la corona británica intentó despojar al país de su territorio.

Esta disputa territorial, que involucra una región rica en recursos naturales y minerales, se encuentra en un nuevo episodio de tensión después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declarara competente para resolver el conflicto, algo a lo que Venezuela se opone y planea celebrar un referéndum para reforzar sus derechos sobre este territorio.