Gobierno de Maduro rechazó acusación de Caricom de provocar una «escalada de tensiones» con Guyana

0
202

El martes pasado, el gobierno de Nicolás Maduro rechazó el comunicado emitido por la Comunidad del Caribe (Caricom), en el que se acusa a Venezuela de provocar «una inaceptable escalada de tensiones» con Guyana en la disputa por el territorio del Esequibo.

Según el comunicado, la Caricom ha adoptado una «absurda política de solidaridad automática» que no ha corregido la actitud hostil, ilegal y depredadora de Guyana hacia los derechos históricos de Venezuela. Además, se expresa preocupación por el hecho de que la Caricom haya ignorado durante casi una década las constantes violaciones al derecho internacional por parte de Guyana, que ha tomado ilegalmente posesión de un territorio que no le pertenece y ha otorgado concesiones petroleras a ExxonMobil en un área marítima sin definir.

El gobierno de Maduro está a la espera de un pronunciamiento de la Caricom sobre el «complot urdido entre Guyana, ExxonMobil y Estados Unidos para desconocer y violar el Acuerdo de Ginebra», un instrumento que Venezuela considera como el único mecanismo para garantizar una solución política y pacífica a esta controversia.

Asimismo, Venezuela solicita una reflexión profunda por parte de la Caricom sobre la alianza militar entre Guyana y el Comando Sur de Estados Unidos, la presencia operativa de la CIA y el despliegue de fragatas militares del Reino Unido, así como el llamado grave de Guyana a conformar una alianza internacional para agredir a Venezuela.

El gobierno de Maduro asegura que la «única amenaza contra la estabilidad de la región» es Guyana y su pretensión de apropiarse ilegítimamente y a cualquier costo de un territorio que nunca le ha pertenecido ni le pertenecerá.

La Caricom, que cuenta con la participación de Guyana, denuncia que el régimen chavista ha actuado de manera unilateral, precipitada y potencialmente peligrosa al aprobar la Ley Orgánica para la Defensa de la Guayana Esequiba, promulgada la semana pasada con el objetivo de brindar un marco legal para los planes de anexar el Esequibo.

La Caricom hace un llamado a la paciencia y la calma, así como al cese de posibles acciones unilaterales y agresivas.