Guyana tendrá mayor colaboración con socios internacionales en disputa con Venezuela

0
231

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, anunció hoy que su país fortalecerá su colaboración con sus socios internacionales en relación a la disputa territorial con Venezuela. Esta disputa se centra en un territorio de aproximadamente 160.000 kilómetros cuadrados ubicado al oeste del río Esequibo.

Durante su visita a la localidad de Kumaka, el presidente Ali tranquilizó a los residentes afirmando que no hay razón para temer este conflicto territorial. Recordó que Guyana cuenta con el respaldo de los países de la Commonwealth, la Comunidad del Caribe (Caricom) y otros socios externos, incluyendo a Estados Unidos.

«No debemos dar nada por sentado. Nuestra estrategia general es mantener la calma. No hay absolutamente nada que temer. Estamos siguiendo las directrices internacionales y confiamos en que Venezuela no actuará de manera imprudente», afirmó el mandatario.

El presidente Ali reafirmó que el territorio del Esequibo pertenece a Guyana y pidió a los ciudadanos que no se dejen intimidar por las declaraciones provenientes de Venezuela. También destacó el compromiso de su gobierno de proteger la integridad territorial de la nación, trabajando en conjunto con la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF) y otras agencias relevantes para monitorear la situación en la frontera con Venezuela.

Asimismo, reiteró su llamado a Venezuela para que se adhiera a las leyes internacionales y busque una resolución pacífica a través de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que tiene competencia para resolver esta disputa.

Por su parte, Venezuela se prepara para celebrar un referendo consultivo el próximo 3 de diciembre, en el cual busca el respaldo de los venezolanos para rechazar los reclamos de Guyana y respaldar las acciones del gobierno, incluyendo la creación de una región llamada Guayana Esequiba para anexarla al territorio nacional.

Mientras tanto, el gobierno de Guyana ha solicitado urgentemente la protección de la CIJ ante lo que considera un plan siniestro de Venezuela para apoderarse del territorio del Esequibo.