Harris: Trump debe responder por su esfuerzo por anular las elecciones de 2020

0
278

La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, dijo en una entrevista con AP que todos los implicados en anular los resultados de la elección de 2020, deben rendir cuentas, incluso el expresidente Donald Trump.

La vicepresidenta Kamala Harris dijo este miércoles que los responsables del esfuerzo por anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 y la consiguiente violencia en el Capitolio de Estados Unidos deben rendir cuentas, incluso si eso implica también a Donald Trump.

“Dejemos que la evidencia, los hechos, lleguen a donde sea necesario”, dijo Harris en una entrevista con The Associated Press en Yakarta, Indonesia, donde asiste a la cumbre de la APEC.

Fiscales federales han acusado a Trump, el favorito para la nominación presidencial republicana de 2024, por sus esfuerzos por aferrarse al poder en 2020. El expresidente también ha sido acusado en Georgia de conspirar para subvertir la voluntad de los votantes que eligieron al demócrata Joe Biden en lugar de darle a Trump un segundo mandato.

“Pasé la mayor parte de mi carrera como fiscal”, dijo Harris, quien fue fiscal general de California antes de mudarse a Washington como senadora federal. “Creo que las personas deben rendir cuentas ante la ley. Y cuando infringen la ley, debe haber una rendición de cuentas”.

La Casa Blanca ha sido cautelosa al abordar la cuestión de los cargos penales contra Trump, quien se ha declarado inocente, para evitar cualquier indicio de intromisión política en el trabajo de los fiscales, particularmente ahora que Biden busca un segundo mandato en 2024.
Pero tanto Biden como Harris han hablado abiertamente de lo que consideran un peligro muy real para la democracia estadounidense que quedó expuesto tras las elecciones de 2020.

“Las democracias son muy frágiles”, dijo la vicepresidenta en la entrevista con AP. “Solo serán tan fuertes como sea nuestra voluntad de luchar por ellas”.

Harris representa a Estados Unidos en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en lugar de Biden.
La ausencia del presidente decepcionó a algunos, pero la Casa Blanca enfatizó que seguía comprometida con la región, lo que Harris reiteró en su entrevista.

«Creo que nosotros, como estadounidenses, tenemos un interés muy significativo, tanto en términos de nuestra seguridad como de nuestra prosperidad, hoy y en el futuro, en desarrollar y fortalecer estas relaciones», dijo.  El sudeste asiático es un escenario crítico para la rivalidad entre Estados Unidos y China, particularmente cuando se trata del Mar de la China Meridional. Un tercio del transporte marítimo mundial atraviesa sus aguas.  Beijing publicó recientemente un nuevo mapa gubernamental que enfatiza sus disputados reclamos territoriales sobre el mar.  “Es una violación de la ley. Y así considero ese mapa”, dijo Harris a la AP.

La ASEAN ha luchado por avanzar en cuestiones como el golpe militar en Myanmar, pero Harris dijo que la organización sigue siendo “absolutamente” un foro fundamental.

“El hecho de que tantos líderes se reúnan en este lugar al mismo tiempo para abordar algunos de los mayores desafíos que enfrenta nuestro mundo es una señal de la fortaleza tanto del compromiso que cada nación tiene con la coalición como del potencial de colaboración”, explicó.

Harris hizo una fuerte advertencia sobre los informes de que Rusia está hablando con Corea del Norte sobre la obtención de armas para su invasión de Ucrania, y calificó la posible alianza de «desacertada».
«Rusia ha cometido un fracaso estratégico», dijo. «Sus acciones agresivas y no provocadas en Ucrania han resultado en una situación en la que el aura y el mito del ejército ruso se han disipado».

Harris desestimó las preocupaciones sobre la edad de Biden, 80 años, a pesar de que en general se lo considera demasiado mayor para el cargo. Una encuesta reciente de AP/NORC mostró que el 77 % de los estadounidenses y el 69 % de los demócratas piensan que es demasiado viejo para un segundo mandato.

Harris es la siguiente en la fila de la presidencia, una posición que aumenta el escrutinio sobre ella al prestar servicio con un presidente que tendría 86 años al final de un posible segundo mandato. Algunos aspirantes presidenciales republicanos afirman que un voto por Biden en realidad terminaría siendo un voto por Harris, y no en el buen sentido.

«Lo veo todos los días. Gran parte del tiempo que pasamos juntos es en la Oficina Oval, donde veo cómo ha resultado su capacidad para comprender cuestiones y resolver cuestiones complejas de una manera que nadie más puede hacerlo para tomar decisiones inteligentes e importantes en nombre del pueblo estadounidense. “Por eso les diré que creo que, en última instancia, el pueblo estadounidense quiere saber que su presidente cumple. Y Joe Biden cumple”.

Harris describió la idea de posiblemente asumir el papel de presidente como “hipotética”, pero dijo que estaba lista.
“Joe Biden va a estar bien, así que eso no se hará realidad”, afirmó. “Pero entendamos también que cada vicepresidente comprende claramente cuando presta juramento la responsabilidad de que pueda tener que asumir el trabajo de ser presidente”.
Y agregó: «Yo no soy diferente».

VOA