Hassabis, padre de la IA, presagia que solo se está rozando la superficie de lo que viene

0
195

El cofundador y consejero delegado de Google DeepMind, Demis Hassabis, figura destacada en el campo de la inteligencia artificial (IA), compartió sus visiones sobre el futuro de la IA durante una intervención en el Mobile World Congress en Barcelona este lunes.

Hassabis destacó que los modelos actuales de lenguaje son solo el comienzo de lo que está por venir en el campo de la IA. Predijo que en un futuro cercano, estos sistemas no solo serán capaces de comprender y generar lenguaje, sino también de «planificar» y «actuar» en el mundo real.

El académico y empresario anticipó avances significativos en varios campos. En dos años, prevé ensayos clínicos de medicamentos diseñados por IA que serán especialmente eficaces en la creación de compuestos químicos específicos. También espera avances en el descubrimiento de nuevos materiales y en la predicción del tiempo, gracias a la capacidad de la IA para procesar datos de manera más eficiente que los superordenadores convencionales.

Hassabis especuló que en una década, los sistemas inteligentes podrían prescindir de la intervención humana en la formulación de hipótesis y problemas, siendo capaces de generar sus propias conjeturas y soluciones.

Sin embargo, reconoció que este avance hacia la inteligencia artificial general será gradual y no se producirá como un salto cualitativo repentino. Destacó los logros recientes de DeepMind, como AlphaGo y AlphaFold, que han marcado hitos importantes en el campo de la IA.

A pesar de las promesas y los avances, Hassabis también advirtió sobre los posibles peligros futuros de la IA, especialmente cuando los sistemas adquieran capacidades de planificación y toma de decisiones más avanzadas. Subrayó la importancia de abordar estas preocupaciones desde ahora para evitar posibles consecuencias negativas en el futuro.

En resumen, Demis Hassabis ofreció una visión optimista pero cautelosa sobre el futuro de la IA, destacando su potencial para transformar diversas áreas de la ciencia y la tecnología, pero también instando a la sociedad a considerar y gestionar los posibles riesgos asociados con su desarrollo.