Histórico: un riñón de cerdo funcionó durante 2 meses en un cuerpo donado

0
334

Un emocionante experimento llegó a su fin en el NYU Langone Health cuando los cirujanos retiraron un riñón de cerdo genéticamente modificado que había estado funcionando dentro de un hombre con muerte cerebral durante dos meses. Este experimento histórico, que amplía los límites de la investigación médica, proporcionó valiosas lecciones que los científicos planean compartir con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en la esperanza de continuar el estudio en personas vivas en el futuro.

El cirujano de trasplantes, el Dr. Robert Montgomery, quien dirigió el experimento, expresó su emoción y alivio por el exitoso resultado. Considera que los trasplantes de animales a humanos son esenciales para abordar la escasez de órganos y ayudar a las más de 100,000 personas en la lista de espera de trasplantes en los Estados Unidos. La mayoría de estas personas necesitan un riñón y muchas morirán sin recibir uno a tiempo.

Aunque los intentos anteriores de xenotrasplante han fracasado debido a la respuesta inmunitaria humana, los cerdos genéticamente modificados ofrecen una nueva esperanza. A través de experimentos con cuerpos humanos fallecidos, los científicos han logrado evitar el rechazo inmediato del tejido animal, pero aún deben abordar el rechazo que ocurre a lo largo de un mes.

El experimento con el riñón de cerdo en el cuerpo del fallecido Maurice «Mo» Miller permitió a los médicos investigar esta forma de rechazo y encontrar formas de tratarlo. Aunque se registró una disminución leve en la producción de orina, los médicos pudieron revertir el rechazo ajustando los medicamentos inmunosupresores utilizados por los pacientes. Esto demuestra que el xenotrasplante es factible y ofrece esperanza para el futuro de los trasplantes de órganos.

Este avance médico brinda una nueva perspectiva en la lucha contra la escasez de órganos y podría salvar muchas vidas en el futuro. Los científicos están ansiosos por compartir sus hallazgos con la FDA y continuar investigando con la esperanza de que los trasplantes de cerdos a humanos se conviertan en una realidad viable en un futuro próximo.