Honduras inaugura embajada en China tras romper con Taiwán

0
552

«Las relaciones entre Honduras y China abrirán nuevas oportunidades y competencias para fortalecer la cooperación entre ambos países», dijo el ministro Reina a la prensa estatal china tras la ceremonia de inauguración de la legación

Honduras inauguró este domingo su nueva embajada en Pekín, meses después de romper lazos con Taiwán y establecer relaciones diplomáticas, el pasado 26 de marzo, con China. El canciller hondureño, Eduardo Enrique Reina, y su homólogo chino, Qin Gang, oficializaron la inauguración tras descubrir una placa en presencia de la presidenta hondureña, Xiomara Castro.

«Las relaciones entre Honduras y China abrirán nuevas oportunidades y competencias para fortalecer la cooperación entre ambos países», dijo el ministro Reina a la prensa estatal china tras la ceremonia de inauguración de la legación. El funcionario calificó el momento como «histórico» y destacó «las importantes reuniones al más alto nivel» que ha mantenido Castro en China.

Honduras ya nombró a su embajador y recibió el beneplácito de parte del gobierno de Xi Jinping. Se trata del reconocido científico Salvador Moncada, quien ha vivido por muchos años en Londres dedicado a la investigación en laboratorios médicos sobre tratamientos del corazón. El nombramiento había sido adelantado por Castro y fue confirmado esta jornada por Reina.

«Decisión valiente»

«Establecer relaciones con la República Popular China fue una decisión valiente, es reconocer también sus esfuerzos como país para crear mejores condiciones de vida a millones de personas. El científico Salvador Moncada será el primer embajador ante China, y sabemos que será capaz de representarnos de manera óptima», dijo el ministro hondureño.

Por su parte, el ministro de Exteriores chino, Qin Gang, indicó durante el evento que el rápido desarrollo de las relaciones ha demostrado que la decisión de Honduras es la correcta y que «concuerda con los intereses de ambos países». China había ya inaugurado esta semana su embajada en la capital hondureña, Tegucigalpa.

China considera a Taiwán, de gobierno democrático y autónomo, como una provincia rebelde que es parte de su territorio, a la que espera recuperar un día incluso sin descartar la fuerza. Bajo el principio de «una sola China», Pekín no permite a ningún país con el que tiene relaciones diplomáticas mantenerlas también con Taipéi.

Fuente: DW