Djokovic, histórico: ganó Roland Garros, llegó a 23 Grand Slams y será N°1

0
479

El serbio venció 7-6, 6-3 y 7-5 a Casper Ruud y se consagró en la arcilla de París. Superó a Rafa en Majors y volverá a la cima del ranking.

Podrá ser más o menos simpático. Podrá caer mejor o peor. Podrá gustar o no. Pero Novak Djokovic ganó, gana y seguirá ganando. El serbio no llegaba a Roland Garros como favorito, pero la lesión de Carlos Alcaraz lo favoreció en semifinales y, en la final, no perdonó. En la Philippe Chatrier de París, Nole superó muy cómodo al noruego Casper Ruud, por 7-6, 6-3 y 7-5, obtuvo su título de Grand Slam N° 23, dejando en el camino los 22 de Rafa Nadal y volverá al N°1 del ranking ATP.

Djokovic tuvo una olvidable gira de polvo de ladrillo previa al Major. En el Masters 1000 de Monte Carlo había caído en 8vos. de final ante el italiano Lorenzo Musetti No estuvo presente en Madrid. Y en Roma no pasó de los 4tos. de final, cayendo con el danés Holger Rune. Pero, en París, llegó al trotecito al partido decisivo: Aleksandar Kovacevic (3-0), Marton Fucsovics (3-0), Alejandro Davidovich Fokina (3-0), Juan Pablo Varillas (3-0) y a Karen Khachanov (3-1), para sacar a Alcaraz (con calambres) en semis (3-1),

Por su parte, Ruud tuvo un gran camino hacia la final, eliminando a rivales como Nicolás Jarry, Rune y Aleksander Zverev. El cuadro y los resultados preliminares ayudaron a que el noruego pueda acceder a la cuarta final de Grand Slam de su carrera. Sin embargo, su primer título se le hizo esquivo ante un Djokovic implacable durante las 3 horas y 13 minutos que duró la batalla. El serbio lo dejó prácticamente sin posibilidades.

Ruud comenzó con todas las luces. Suelto, con buenos golpes profundos y proponiendo games de puntos cortos, el noruego quebró rápido y se puso 2-0 en ventaja. Al serbio se lo veía cansado, sintiendo la presión de un clima en la capital francesa que no ayudaba. Necesitaba aire, hidratación y tiempo. Sobre todo, tiempo. Conforme iba pasando el set, Djokovic mantuvo un tremendo porcentaje de primeros servicios (79%) y de puntos ganados con el primer saque (71%), para terminar quebrando en el 2-4 y llevar el primer parcial al tiebreak. Allí, Nole no perdonó: contundente 7-1. Con el primer set adentro, su juego comenzó a fuir.

Si por algo se ha caracterizado Djokovic a lo largo de toda su carrera es por ser súper consistente en su nivel dentro de los partidos, sin flaquezas, sin lugar a mermas físicas o técnicas. Y así lo demostró en París, en oposición a un Ruud visiblemente abatido y superado en todos los matices del partido. Para el 2° set, Nole bajó considerablemente la cantidad de errores no forzados y subió a 88% el porcentaje de puntos con el primer servicio. Además, le propuso al noruego un juego de largos rallys con el objetivo de cansarlo, de debilitarlo, de llamarlo al error no forzado. Con el quiebre en el inicio, el 6-3 lo dejó a las puertas de la gloria.

Para el tercero, Ruud volvió a estar muy sólido desde el servicio, sobre todo al final del set (los rimeros games tuvo que definirlos con ventaja y hasta salvando un break point). Pero Djokovic no bajo su performance, siguió utilizando el primer saque como un arma determinante y las devoluciones profundas para incomodar a Casper. En el 5-5, quebró en un 4-0 el saque de Ruud y sólo tuvo que cerrarlo con un buen juego de servicio en un 7-5 justo. Una victoria totalmente merecida. Un título justo e histórico.

Dejó atrás a Rafa y va por el récord de Margaret Court

Luego de los años de la pandemia, entre los cuales no se llegó a disputar Wimbledon, fue descalificado del US Open y no pudo jugar el Abierto de Australia, Djokovic ahora sí se quedó definitivamente con el récord del tenista masculino con mayor cantidad de Grand Slams. En el último Abierto de los Estados Unidos, Nadal había llegado a los 22. Pero las contundentes victorias de Nole en el Australia Open y Roland Garros le permitieron sacarle uno de diferencia a un Rafa que difícilmente vuelva a ser competitivo (anunció que se retirará el próximo año). Además, desplazará a Carlos Alcaraz para volver a ostentar el N°1 del mundo.

El serbio de 35 años llegó al mismo escalón que Serena Williams (23) y quedó a sólo uno de la histórica Margaret Court, con 24 Majors. Pero, en la rama masculina, batió otro récord y está muy cerca de otra marca, la cual le daría definitivamente una ventaja significativa a la hora de discutir quién fue el más grande de la historia entre él, Nadal y Roger Federer. Después, gustos son gustos…

Con este Roland Garros, Djokovic se transformó en el único tenista hombre en ganar, al menos en tres oportunidades, los cuatro Grandes. Previamente, compartía el récord de dos consagraciones en los cuatro torneos con Rafa Nadal (Australia 2022 lo hizo llegar primero a esa marca). Pero lo más importante es que el serbio está en plenitud y en carrera para ganar el Grand Slam (obtener los 4 en el mismo año). En el 2021, Daniil Medvedev le quitó la chance al superarlo en la final del US Open. Ahora, Alcaraz parecería ser el gran rival por delante en su camino a Wimbledon, el siguiente paso. El Grand Slam no se consigue desde 1988, cuando lo ganó Steffi Graf. Y, por parte de un hombre, desde Rod Laver, en 1969.

Todos los Grand Slam de Nole

  • Abierto de Australia (10): 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2019, 2020, 2021,2022.
  • Roland Garros (3): 2016, 2021 y 2023.
  • Wimbledon (7): 2011, 2014, 2015, 2018, 2019,2021, 2022.
  • US Open (3): 2011, 2015, 2018
Djokovic, recibiendo el trofeo de parte del histórico Yannick Noah (AFP).