Imputaron a exdirector y exencargado del Internado Judicial de San Felipe

0
423

Dos exfuncionarios del Internado Judicial de San Felipe, Cipriano Jiménez y Aldo Alejos, han sido imputados por retraso u omisión intencional de funciones agravados y corrupción. La noticia fue reportada por la organización no gubernamental Una Ventana a la Libertad a través de su sitio web.

Ambos ciudadanos fueron presentados ante un tribunal de control de la circunscripción judicial de la entidad y permanecerán bajo custodia de la División de Investigaciones Penales de la Policía Nacional Bolivariana en San Felipe.

La detención de los exfuncionarios tuvo lugar durante una intervención policial y militar en el Internado Judicial de San Felipe, que es la séptima cárcel del país intervenida por las autoridades venezolanas desde septiembre.

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, informó previamente sobre la detención de dos funcionarios y una ciudadana, quienes fueron puestos a disposición del Ministerio Público y los tribunales. Sin embargo, no proporcionó detalles sobre los hechos en los que estarían involucrados Cipriano Jiménez y Aldo Alejos.

El operativo contó con la participación de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana y otros organismos de seguridad del Estado. Durante la intervención se incautaron 29 armas cortas, 9 armas largas, 22 cargadores de diferentes calibres, más de 1.000 cartuchos y municiones.

Una Ventana a la Libertad señaló que la Fiscalía llevará a cabo investigaciones para determinar la responsabilidad penal de los involucrados en la presencia de armas dentro del recinto carcelario y otras prácticas ilegales que ocurrían en el lugar.

El ministro Ceballos destacó que con esta intervención, el régimen socialista ha logrado el control total del Internado Judicial, y afirmó que se ha retomado el control del 100% de las cárceles del país. Además de San Felipe, otros centros penitenciarios intervenidos incluyen Vista Hermosa, La Pica, Puente Ayala, Tocuyito y Tocorón, este último siendo el lugar de operación de la organización criminal Tren de Aragua.