Incautaron más de mil celulares “flojos de papeles” en una reconocida galería del microcentro porteño

0
163

El personal de la División Contravenciones y Faltas contra el Orden Público de la Policía de la Ciudad, en colaboración con la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Dirección General de Coordinación Operativa, llevó a cabo una operación en la que se confiscaron más de mil teléfonos celulares sin documentación respaldatoria. Los procedimientos tuvieron lugar en una renombrada galería del microcentro porteño y resultaron en la detención de un comerciante y la clausura de dos locales de telefonía. Se descubrió que al menos cuatro de los dispositivos eran robados y en un solo negocio se encontraron 948 celulares.

Las autoridades realizaron estos allanamientos en cumplimiento de una orden emitida por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5, a cargo de la doctora María Eugenia Capuchetti. Los operativos se llevaron a cabo a las 14:00 horas en la concurrida Galería Jardín, ubicada en la calle Florida, a pocos metros del Obelisco.

Durante las inspecciones, el personal de la AGC descubrió irregularidades administrativas en todos los locales, lo que llevó a la emisión de actas de intimación correspondientes en algunos de ellos. Además, se clausuraron varios establecimientos después de encontrar más de mil teléfonos celulares sin documentación respaldatoria.

En un primer momento, se hallaron 86 celulares que carecían de la documentación necesaria y otros 8 que habían sido reportados como robados ante el ENACOM. Estos 94 dispositivos fueron confiscados de inmediato. Posteriormente, al examinar los 948 teléfonos restantes, se descubrió que tres de ellos y una tarjeta SIM estaban reportados como robados ante el ENACOM. Esto llevó a la identificación del responsable del comercio y se realizó la consulta correspondiente a la doctora Capuchetti.

Finalmente, los magistrados a cargo de la investigación ordenaron la detención del propietario de uno de los negocios de telefonía por infringir la Ley 25.891 de Servicios de Comunicaciones Móviles.

Jorge Macri, jefe de Gobierno porteño, subrayó la importancia de denunciar el robo de celulares al 911 y comunicarse con la compañía para bloquear el IMEI, que es el número de identificación de cada dispositivo. Explicó que esta medida tecnológica es la más efectiva para desalentar el mercado negro y la reventa de celulares robados.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Waldo Wolff, añadió que la mejor forma de combatir el robo de celulares es atacar a las organizaciones delictivas y sus puntos de venta. Destacó la importancia de las inspecciones en galerías donde se comercializan teléfonos y afirmó que estas acciones seguirán llevándose a cabo para desalentar esta actividad delictiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí