Incendios en Canadá ‘oscurecen’ a NY: Aeropuerto La Guardia suspende operaciones

0
686

La Administración Federal de Aviación explicó que la baja visibilidad por el humo de los incendios en Canadá provocó que el aeropuerto La Guardia, en NY, suspendiera operaciones.

La Administración Federal de Aviación informó este miércoles 7 de junio que los vuelos entrantes al aeropuerto de La Guardia se suspendieron debido a la baja visibilidad por el humo de los incendios en el este de Canadá, que ahora cubre la ciudad de Nueva York.

La FAA dijo que “las salidas a La Guardia están suspendidas” hasta las 2 de la tarde y la probabilidad de extensión es “baja (menos del 30 por ciento)”.

Por esta razón, detalló que las salidas al aeropuerto de Newark en Nueva Jersey se retrasan unos 82 minutos en promedio.

Los vuelos entrantes al Aeropuerto Internacional Newark Liberty en Nueva Jersey también se retrasaron más de una hora el miércoles por la tarde.

Los funcionarios de salud instaron a los residentes de la ciudad de Nueva York a permanecer en sus casas el miércoles, ya que los niveles de calidad del aire poco saludables representaban un riesgo para los enfermos, los ancianos y los niños pequeños.

Nueva York ‘se ahoga’ con el humo de los incendios forestales de Canadá

El noreste de Estados Unidos, incluida la ciudad de Nueva York, continuará respirando humo asfixiante de los incendios en el este de Canadá durante los próximos días, lo que aumentará las alarmas de salud en las áreas afectadas.

Si bien podría haber lluvias en Nueva York el jueves, es probable que el humo persista, dijo John Cristantello, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. “La lluvia solo puede hacer mucho”, dijo. “El factor más importante es la magnitud del humo y los incendios forestales”.

Las alertas de calidad del aire se extienden por Quebec y Ontario, incluidos Montreal, Toronto y Ottawa, y desde Nueva York y Nueva Inglaterra hasta Carolina del Sur en los Estados Unidos.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, advirtió a los residentes de su estado que tengan cuidado al aire libre, especialmente las personas vulnerables, incluidos los jóvenes, los ancianos y las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares.