Israel insta a China a mostrar solidaridad tras no condenar los ataques de Hamás

0
364

China hizo un llamado a la moderación y a un entendimiento entre Israel y los palestinos después de los recientes ataques de Hamás. Aunque Israel esperaba una condena más fuerte al grupo militante por parte de China, la Cancillería china expresó su preocupación por la escalada de violencia y pidió a todas las partes que pongan fin a las hostilidades para proteger a los civiles y evitar un mayor deterioro de la situación. Además, China reafirmó su apoyo a la solución de dos Estados y al establecimiento de un Estado de Palestina independiente.

A pesar de las diferencias políticas y las divisiones sobre cuestiones relacionadas con Palestina, China e Israel han desarrollado sólidas relaciones económicas en las últimas décadas. Sin embargo, existen preocupaciones de seguridad por parte de Israel en cuanto a la transferencia de tecnología a China, así como diferencias diplomáticas debido a la relación de China con Irán y su apoyo a la causa palestina.

Dado que China ha tratado de mantener buenas relaciones tanto con Israel como con los palestinos, es poco probable que tome partido en el conflicto. Expertos señalan que China evitará señalar culpas y simplemente pedirá el fin de las hostilidades, al igual que lo hizo en el caso de la invasión rusa de Ucrania.

Algunos críticos consideran que la respuesta de China refleja su enfoque egocéntrico hacia la política internacional, ya que no condena a Hamás de manera contundente. Sin embargo, otros opinan que China busca preservar la flexibilidad y podría incluso tener la esperanza de mediar en un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, tal como lo hizo en el caso de Arabia Saudita e Irán.

Mientras tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán condenó los ataques terroristas de Hamás y expresó su más sentido pésame a las víctimas y sus familias. La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, también mostró su solidaridad con Israel.

En resumen, China hace un llamado a la moderación y al entendimiento entre Israel y los palestinos, aunque Israel esperaba una condena más fuerte a Hamás. A pesar de las diferencias políticas, China e Israel mantienen relaciones económicas sólidas, pero existen preocupaciones relacionadas con la seguridad y las diferencias diplomáticas. China busca mantener su flexibilidad y evitar tomar partido en el conflicto, mientras que Taiwán condena los ataques de Hamás y expresa su solidaridad con Israel.