Iván Duque afirma que Colombia juega a «lavarle la cara» a Maduro

0
163

Iván Duque, ex presidente de Colombia, ha expresado su descontento con el gobierno de su país por su actitud hacia Nicolás Maduro. En una entrevista para el portal La Gran Aldea, Duque calificó al mandatario venezolano como un «sátrapa» y acusó al presidente actual, Gustavo Petro, de comprometer la postura democrática de Colombia.

Duque criticó lo que considera una complacencia por parte del gobierno colombiano hacia las acciones de Maduro. Según él, falta firmeza y principios en el gobierno neogranadino frente a las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

«Colombia está jugando a lavarle la cara al más grande sátrapa del hemisferio», afirmó Duque. También recordó las políticas de su gobierno para apoyar a los venezolanos a través del Estatuto de Protección Temporal.

Además del aspecto político, Duque mencionó el fracaso de la integración comercial entre ambos países durante el gobierno de Petro. Según él, las exportaciones a Venezuela no han crecido debido a los problemas que esto puede generar con la Oficina del Tesoro en Estados Unidos (OFAC). Denunció que Colombia se ha convertido en uno de los mayores validadores de la dictadura de Maduro.

Duque también se refirió al tema electoral venezolano, calificando el cronograma aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) como una maniobra para invalidar la participación legítima de la oposición, especialmente la de María Corina Machado. Expresó la necesidad de un respaldo internacional sólido hacia Machado y llamó a la oposición venezolana a unirse en su apoyo.

El ex presidente también cuestionó las recientes flexibilidades de Estados Unidos hacia el régimen de Maduro, incluyendo la liberación y el retorno de Alex Saab, acusado de ser testaferro de Maduro, a Venezuela. Consideró estas acciones como un paso atrás en la lucha por la democracia.

Duque analizó la situación económica y migratoria de Venezuela bajo el régimen de Maduro, señalando que las sanciones internacionales no son la causa de la crisis, sino la consecuencia de una gestión gubernamental deficiente y corrupta. Hizo hincapié en la importancia de persistir en la lucha por el retorno de la democracia en Venezuela.