José Roberto Rincón, el venezolano objeto de nueva megaoperación policial en España contra el blanqueo de millones de dólares desfalcados a PDVSA

0
159

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de España participa en una operación contra una red de blanqueo de capitales relacionada con Venezuela. Según han revelado fuentes cercanas a las pesquisas, los agentes han llevado a cabo registros en una residencia situada en la lujosa urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), así como en otro inmueble ubicado en el distinguido barrio de Salamanca, en la capital española.

El hijo del magnate venezolano Roberto Rincón, en el punto de mira

Las diligencias, ordenadas por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, se centran en la figura de José Roberto Rincón Bravo, hijo del acaudalado empresario venezolano Roberto Rincón. Este último se encuentra bajo investigación en Estados Unidos por presuntamente desviar y lavar más de 1.000 millones de dólares procedentes de la compañía petrolera estatal de Venezuela, conocida como PDVSA. La vivienda registrada en La Finca pertenece a José Roberto, quien lleva residiendo en territorio español cerca de una década, según un reporte de El Confidencial.

No es la primera vez que las autoridades ponen sus ojos en las propiedades del clan Rincón en España. En junio de 2018, funcionarios de la UDEF ya habían inspeccionado esta misma casa, así como una imponente finca de 400 hectáreas en el municipio madrileño de Villarejo de Salvanés. Esta propiedad cuenta con 2.000 metros cuadrados de viviendas construidas, viñedos, helipuerto, cuadras, tentadero y pista de tenis. Aquella intervención, ordenada por el Juzgado Central de Instrucción número 3, formaba parte de un procedimiento que sigue abierto y que busca esclarecer el presunto blanqueo en España del dinero sustraído por el padre de José Roberto en Venezuela.

Joyas millonarias, coches de lujo y vinos exclusivos incautados

Durante los registros efectuados en 2018, los agentes de la UDEF se toparon con un impresionante botín. Se incautaron joyas valoradas en más de 12 millones de euros, entre las que destacaba un anillo de diamante con forma de corazón tasado en más de 3 millones. Asimismo, se requisó una colección de vehículos de alta gama, incluyendo un Ferrari Blanco, un Mercedes AMG y un BMW i8. Por si fuera poco, los investigadores también hallaron cajas enteras de Pingus, un cotizado vino de la denominación de origen Ribera de Duero considerado el más caro de España, con un precio que ronda los 1.300 euros por botella.

La operación en curso evidencia el firme compromiso de las autoridades españolas por combatir el lavado de activos procedentes de actividades ilícitas.