Juneteenth: ¿cuál es la historia de esta celebración en EE.UU y por qué se convirtió en un festivo federal?

0
720

Muchos estadounidenses conmemoran Juneteenth este lunes. Se trata del día en que las últimas personas esclavizadas en Estados Unidos se enteraron de que eran libres. Estos son los orígenes de este festivo.

Los estadounidenses celebran este lunes Juneteenth, el día en que los últimos esclavos en Estados Unidos supieron que eran libres.

Durante generaciones, las personas de ascendencia africana en el país han recordado el final de uno de los capítulos más oscuros de la historia de Estados Unidos. Para conmemorar la fecha, se organizan desfiles, festivales callejeros, actuaciones musicales o comidas al aire libre.

Pero el gobierno estadounidense tardó en convertir la celebración en un feriado federal. Fue hasta 2021 que el presidente Joe Biden firmó un proyecto de ley aprobado por el Congreso para reservar el 19 de junio como el día de celebración de Juneteenth.

Y así como muchas personas aprenden de qué se trata Juneteenth, estas tradiciones festivas se enfrentan a nuevos retos: una retórica política que condena los esfuerzos por enseñar a los estadounidenses sobre la historia racial de la nación, empresas que utilizan la festividad como un evento de marketing y gente que se divierte sin entender por qué.

Aquí hay un vistazo a los orígenes de Juneteenth, cómo se convirtió en un feriado federal y más sobre su historia.

Hombres y mujeres posan en la época en que la abolición a la esclavitud se hizo oficial en Texas. De acuerdo con recuentos de la época, un 31% de las familias texanas tenían esclavos para 1865, el año en que terminó la Guerra Civil de Estados Unidos.

¿Cuáles son los orígenes de Juneteenth?

Las celebraciones tienen su origen en las celebraciones ocurridas en Galveston, Texas, hace casi 160 años.

Aunque la Proclamación de Emancipación firmada por Abraham Lincoln liberó a los esclavos en 1863, esta no pudo aplicarse en muchos lugares del sur estadounidense hasta el fin de la Guerra Civil, en 1865.

Algunos dueños blancos, que se habían beneficiado del trabajo no remunerado de los esclavos, se mostraron reacios a compartir –y aceptar– la noticia.

Laura Smalley, liberada de una plantación cerca de Bellville, Texas, recordó en una entrevista de 1941 que el hombre al que se refería como “viejo maestro” llegó a casa después de luchar en la Guerra Civil y no le dijo a nadie de las personas que esclavizó lo que había sucedido.

“El viejo maestro no nos dijo, ya sabes, que éramos libres”, dijo Smalley. “Creo que no supieron hasta el 19 de junio. Por eso celebramos ese día”.

La noticia de que la guerra había terminado y que eran libres finalmente llegó a Galveston cuando el mayor general de la Unión, Gordon Granger, y sus tropas llegaron a la ciudad texana el 19 de junio de 1865, unos dos meses después de que el general confederado Robert E. Lee se rindiera ante el general Ulysses S. Grant, en Virginia.

Granger entregó la Orden General No. 3, que decía: “Se informa al pueblo de Texas que, de conformidad con una proclamación del Ejecutivo de Estados Unidos, todos los esclavos son libres. Esto implica una igualdad absoluta de derechos personales y derechos de propiedad entre los antiguos amos y los esclavos, y la conexión existente hasta ahora entre ellos se convierte en la que existe entre el patrón y el trabajo asalariado”.

La esclavitud fue abolida permanentemente seis meses después, cuando Georgia ratificó la 13ª Enmienda. Al año siguiente, comenzó a celebrarse Juneteenth, y los festejos se extendieron a otras partes del país e incluso el mundo.

¿Qué significa Juneteenth?

La palabra Juneteenth es una mezcla de las palabras junio y diecinueve en inglés.

La festividad también se ha llamado Día de la Libertad, segundo Día de la Independencia y Día de la Emancipación.

Las celebraciones de Juneteenth comenzaron con picnics y discursos en la iglesia, y se extendieron a medida que los esclavos que habían vivido en Texas comenzaron a mudarse a otros lugares.

Hoy en día, las celebraciones se han extendido a casi todos los estados del país.

Juneteenth también es un feriado pagado para los empleados estatales en Texas, Nueva York, Virginia, Washington y ahora también en Nevada. Cientos de empresas dan el día libre a los trabajadores.

A Opal Lee, un exmaestra y activista, se le atribuye en gran parte el mérito de convocar a más personas en la campaña para hacer de Juneteenth un feriado federal.

La mujer, de 96 años, mantiene vivos los recuerdos de las celebraciones de Juneteenth en el este de Texas de cuando era niña.

En 2016, la “abuelita de Juneteenth” caminó por su ciudad natal de Fort Worth, Texas y luego por otras ciudades antes de llegar a Washington, DC, para pedir que el día fuera reconocido por el gobierno federal. A su causa se unieron celebridades y políticos.

Lee fue una de las personas que estuvo junto a Biden cuando promulgó la ley que convirtió a Juneteenth en un feriado federal.

El presidente Joe Biden saluda a la exprofesora y activista Opal Lee el día en que firmó la ley que convirtió a Juneteenth en un feriado federal, el 17 de junio de 2021. Crédito: Drew Angerer/Getty Images

¿Cómo han evolucionado las celebraciones de Juneteenth con el paso de los años?

El debate sobre el racismo en el país, alentado por el asesinato de George Floyd a manos de la policía en 2020, ayudó a preparar el escenario para que Juneteenth se convirtiera en el primer nuevo feriado federal desde 1983, cuando se creó el Día de Martin Luther King Jr.

El proyecto de ley fue patrocinado por el Senador Edward Markey, demócrata de Massachusetts, y tuvo 60 copatrocinadores, en un poco frecuente apoyo bipartidista.

En la actualidad hay un movimiento para aprovechar el feriado como una oportunidad para el activismo y la educación, con proyectos de servicio comunitario destinados a abordar las disparidades raciales y paneles educativos sobre temas como las desigualdades en la atención médica y la necesidad de parques y espacios verdes.

Como la mayoría de las festividades, Juneteenth también ha sido acompañado por una buena cantidad de marketing. Los comercios, los museos y otros lugares lo han capitalizado vendiendo camisetas, artículos para fiestas y helados con el tema de Juneteenth.

Los partidarios del día festivo también han trabajado para asegurarse de que los celebrantes de Juneteenth no olviden por qué existe el día.

“En 1776, el país se liberó de los británicos, pero no todas las personas eran libres”, explicó en 2019 Dee Evans, directora nacional de comunicaciones de la Fundación Nacional de Observancia de Juneteenth. “El 19 de junio de 1865 fue en realidad cuando todos en el país fueron realmente libres”.

También existe la tendencia de usar el día para recordar los sacrificios que se hicieron por la libertad en Estados Unidos, especialmente en estos días cargados de debates de racismo y política.

LaNell Agboga, coordinadora del sitio del museo en el Centro Cultural y de Genealogía del Museo George Washington Carver en Austin, Texas, subrayó: “Nuestras libertades son frágiles y no se necesita mucho para que las cosas retrocedan”.