Kim Jong-un vuelve a amenazar con una guerra nuclear en la península coreana

0
482

El representante de la dictadura de Corea del Norte ante la ONU advirtió este martes del riesgo existente de una guerra nuclear en la península coreana, debido, en particular, a los “actos temerarios” de Estados Unidos.

Infobae

La “continua histeria de Estados Unidos y sus aliados en términos de confrontación nuclear (…) están llevando a la península coreana a una situación militar al borde de la guerra nuclear”, advirtió el embajador de Pyongyang Kim Song, en un discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Kim arremetió contra la política de Washington en el noreste asiático y denunció una “situación actual peligrosa (que) es culpa de Estados Unidos, que busca perfeccionar su ambición hegemónica por todos los medios sobrestimando su poder”.

Para el representante del régimen comunista de Kim Jong-un, “la responsabilidad también recae en las fuerzas gobernantes de la República de Corea (Corea del Sur) que pretenden imponer el azote de una guerra nuclear contra nuestra nación”.

Seúl estaría “obsesionado con la sumisión voluntaria a Estados Unidos y la confrontación fratricida”, concluyó el diplomático norcoreano.

No es la primera vez que la dictadura insinúa la posibilidad de una guerra nuclear. De hecho, semanas atrás Corea del Norte realizó un simulacro de “ataque nuclear táctico” que incluyó dos misiles de crucero de largo alcance. Los dos misiles de crucero portadores de cabezas nucleares simuladas fueron disparados hacia el mar occidental de la península y volaron 1.500 kilómetros a una altitud preestablecida de 150 metros.

La agencia de noticias estatal norcoreana KCNA dijo que el simulacro se llevó a cabo para “advertir a los enemigos” de que el país estará preparado en caso de guerra nuclear.

Por su parte, con motivo del 75 aniversario de las Fuerzas Armadas, el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, advirtió este martes a Corea del Norte sobre el posible uso de armas atómicas, insistiendo en que la alianza compuesta por Seúl y Washington liquidaría al régimen de Pyongyang si decide apretar el botón nuclear.

El dictador norcoreano Kim Jong-un supervisa una prueba de misiles de crucero estratégicos a bordo de un buque de guerra de la Armada (KCNA vía REUTERS)El dictador norcoreano Kim Jong-un supervisa una prueba de misiles de crucero estratégicos a bordo de un buque de guerra de la Armada (KCNA vía REUTERS)

“El régimen norcoreano debe entender que las armas nucleares nunca podrán garantizar su seguridad”, dijo Yoon en un acto celebrado en la Base Aérea de Seúl, en la localidad de Seongnam, al sur de la capital surcoreana.

El acto, que conmemoró la fundación del ejército el 1 de octubre de 1948, quedó algo empañado por la lluvia, que impidió llevar a cabo una exhibición aérea.

Con motivo de la efeméride hay también previsto para hoy un gran desfile militar en el centro de Seúl, el primero que se celebra en la capital surcoreana en la última década.

“Nuestro ejército tomará represalias de inmediato contra cualquier provocación norcoreana. Si Corea del Norte usa armas nucleares, su régimen verá llegar su fin tras una respuesta abrumadora de la alianza entre la República de Corea (nombre oficial del Sur) y Estados Unidos”, añadió.

Yoon también acusó al régimen de Kim Jong-un de estar “obsesionado” con las armas nucleares, lo que, según él, “empeora el sufrimiento de los norcoreanos”, los cuales son “explotados y oprimidos” por las autoridades.

El presidente sureño dijo también que Corea del Sur fortalecerá aún más la cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos y Japón basándose en su “férrea” alianza con Washington.

Kim Jong-un observa un nuevo submarino nuclear, el "héroe Kim Kun Ok", en un lugar no especificado de Corea del Norte (Agencia Central de Noticias de Corea/Korea News Service vía AP)Kim Jong-un observa un nuevo submarino nuclear, el «héroe Kim Kun Ok», en un lugar no especificado de Corea del Norte (Agencia Central de Noticias de Corea/Korea News Service vía AP)

Bajo el Gobierno de Yoon, que llegó al poder en mayo de 2022, las relaciones con Tokio han mejorado sustancialmente al tiempo que la comunicación con Pyongyang, que acostumbra a publicar artículos insultantes sobre el presidente surcoreano, es inexistente.

“Nuestro pueblo nunca se dejará engañar por las triquiñuelas prometiendo paz por parte del régimen comunista de Corea del Norte, sus seguidores y las fuerzas contrarias al Estado”, añadió Yoon.

Tras el fracaso de las negociaciones sobre desnuclearización de 2019, la tensión ha vuelto a dispararse en la península coreana, con el rechazo de Pyongyang a cualquier oferta de diálogo y ha realizado un número récord de pruebas de misiles, mientras que Seúl y Washington han retomado sus grandes maniobras conjuntas y desplegado periódicamente activos estratégicos estadounidenses en la región.

En este contexto, el régimen de Corea del Norte lleva años incrementando su arsenal nuclear y aumentando las tensiones en la región, ya que amenaza con utilizar armas nucleares en los conflictos. Realiza regularmente pruebas de misiles, sobre todo el año pasado.

En respuesta, Yoon y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acordaron en abril ampliar las maniobras militares conjuntas, aumentar los despliegues temporales de activos estratégicos estadounidenses y poner en marcha un grupo consultivo nuclear bilateral.

(Con información de AFP y EFE)