Tan solo cuatro días tardaron en poner a funcionar las instalaciones del lugar, pues fue el pasado 30 de marzo cuando estos delincuentes tomaron la zona.

En un video aparece uno de los miembros de la banda lanzándose a la piscina, mientas otro desafiaba a la autoridad. “No creemos ni en policías ni en nadie”, dijo.

En la imagen y el video compartido mediante redes sociales este sábado, se ve como compartieron con más personas, que sin tapabocas ni medidas de seguridad, también estaban en la celebración de El Coqui.