La ciudad de Chicago lidera en recepción de solicitantes de asilo y baja en deportaciones de inmigrantes en EEUU

0
212

Las órdenes de deportación en Estados Unidos han aumentado en los últimos seis meses en un 50 por ciento más que en 2019, según un estudio de la Universidad de Syracuse. Este incremento coincide con la ampliación del número de jueces de inmigración durante el mandato del presidente Joe Biden, en comparación con el gobierno de Donald Trump.

Chicago se destaca como una de las ciudades con mayor número de nuevos solicitantes de asilo y una baja tasa de deportaciones de inmigrantes. Durante los últimos seis meses, solo se emitieron 1,527 órdenes de deportación en la ciudad.

Los casos completados en los tribunales de inmigración durante este período han estado en proceso por más de dos años y medio en promedio, con una duración media de 942 días.

Los procesos que concluyeron con órdenes de expulsión fueron más rápidos, con un promedio de 627 días. En contraste, los casos en los que se otorgó asilo u otro tipo de alivio fueron más lentos, con una media de 3.7 años (o 1,361 días).

Una orden de deportación es una de las notificaciones más temidas por la comunidad migrante, ya que podría significar su salida de Estados Unidos. La mayoría de las expulsiones se realizan por vía aérea, con cargo al Gobierno de Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) determina si un inmigrante está autorizado o no para permanecer en el país. Generalmente, una persona puede ser expulsada de Estados Unidos si enfrenta cargos por violación de las leyes del país.

Con información de EFE.