La Conmebol tras los hechos contra la Vinotinto en Perú: La aplicación de eventuales sanciones son atribuciones de la FIFA

0
147

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) emitió una condena enérgica este miércoles, repudiando cualquier forma de violencia tras los incidentes ocurridos durante la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de 2026 en los estadios Maracaná de Río de Janeiro y Nacional de Lima.

En un comunicado oficial, la Conmebol expresó su compromiso de colaborar en la erradicación de la violencia, el racismo, la xenofobia y la discriminación en el fútbol. Además, afirmó que ha estado trabajando de manera sistemática para combatir este problema tanto en el ámbito sudamericano como a nivel mundial. Asimismo, se puso a disposición para seguir colaborando en iniciativas que busquen eliminar la intolerancia y la violencia en el deporte.

La Conmebol, con sede en Luque, Paraguay, aclaró que no es la organizadora de las clasificatorias para la Copa del Mundo. La elaboración de las normas que rigen la clasificación, así como la decisión de abrir una investigación y aplicar eventuales sanciones, son responsabilidad exclusiva de la FIFA.

La sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas, disputada el martes, estuvo marcada por incidentes en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y por las denuncias del gobierno de Venezuela sobre agresiones contra su selección. El partido entre Brasil y Argentina comenzó con un retraso de casi media hora debido a una pelea generalizada en la tribuna. Finalmente, la Albiceleste se impuso por 1-0, consolidando su liderazgo en la clasificación, mientras que la selección brasileña cayó al sexto lugar.

Por otro lado, el gobierno de Nicolás Maduro condenó las agresiones sufridas por los futbolistas de Venezuela por parte de la policía peruana en el Estadio Nacional de Lima, luego del empate 1-1 entre ambas selecciones. El ministro de Relaciones Exteriores venezolano denunció este acto como una nueva arbitrariedad por parte del gobierno peruano y expresó indignación por la negativa a permitir que el avión que transporta al equipo venezolano recargue combustible.

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) también mostró su rechazo ante las medidas nunca antes vistas relacionadas con la verificación de condiciones migratorias para ingresar al estadio. La FVF aseguró que tomará acciones ante las instancias competentes, tanto dentro como fuera del fútbol, para que estas agresiones, tanto verbales como físicas, contra la selección Vinotinto no queden impunes.