La desinformación generada por ChatGPT podría superar la capacidad persuasiva de la información humana

0
653

Con Informacion de EFE

Un estudio realizado por un equipo liderado por la Universidad de Zúrich revela que los chatbots, incluido ChatGPT-3, y otras herramientas de inteligencia artificial generativa tienen la capacidad de informar y desinformar a los usuarios de redes sociales de manera más efectiva que los humanos.

El estudio, que contó con la participación de 679 personas, demostró que los participantes tuvieron dificultades para distinguir entre los tuits generados por humanos y los generados por el chatbot ChatGPT-3. Además, también tuvieron problemas para identificar la veracidad de los mensajes generados por inteligencia artificial.

Desde su lanzamiento en noviembre de 2022, el amplio uso de ChatGPT ha generado preocupación pública sobre la propagación de desinformación en línea, especialmente en las plataformas de redes sociales.

Dado que estas herramientas son relativamente nuevas en la esfera pública, el equipo de investigación decidió explorar diversos aspectos de su uso. Para el estudio, reclutaron a 697 personas de habla inglesa de diferentes países, con edades comprendidas principalmente entre 26 y 76 años.

El objetivo era evaluar los tuits generados tanto por humanos como por el modelo GPT-3, que contenían información precisa e inexacta sobre temas como vacunas y autismo, tecnología 5G, COVID-19, cambio climático y evolución, que a menudo están sujetos a conceptos erróneos por parte del público.

Los participantes tenían que determinar si los mensajes eran verdaderos o falsos, y si fueron creados por un humano o por GPT-3.

Según los resultados resumidos en la publicación, las personas pudieron identificar con mayor frecuencia la desinformación generada por humanos y la precisión de los tuits verdaderos generados por GPT-3. Sin embargo, también era más probable que consideraran que la desinformación generada por GPT-3 era precisa.

«Estos hallazgos plantean cuestiones importantes sobre los posibles usos y abusos de GPT-3 y otros generadores de texto de inteligencia artificial avanzados, así como las implicaciones para la difusión de información en la era digital», concluyen los autores.

(c) Agencia EFE