La educación finalmente ha sido derrotada en Venezuela

0
162

Cuando Hugo Chávez asumió el poder, muchos le aconsejaron que destruyera el sistema educativo para asegurar su perpetuidad y la del régimen. Según estos consejeros, la educación brindaba una oportunidad a los pobres para salir de la pobreza, y sin pobres no habría posibilidad de revolución.

Varios ministros y altos funcionarios del gobierno se encargaron de difundir este mensaje. El profesor Giordani, asesor económico de Chávez, fue el primero en hacerlo público. Le siguió Aristóbulo, quien fue colocado en el Ministerio de Educación con el propósito expreso de iniciar la destrucción del sistema educativo. En su primer discurso, afirmó que era necesario «esfaratar» la educación en Venezuela, utilizando un término que reflejaba su naturaleza académica y sus malas intenciones.

Elías Jaua fue el tercero en señalar que era necesario replantear el modelo educativo, ya que la educación tal como se concebía en Venezuela dejaba a la revolución sin pobres.

El «dirigente estudiantil», ministro y gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, fue el último en reconocer el papel liberador y progresista del sistema educativo. Mientras tanto, el plan de destrucción continuaba, y los salarios miserables formaban parte fundamental de esta estrategia.

Educación En El Concepto De Venezuela, Representación 3D Aislada En El  Fondo Blanco Fotos, retratos, imágenes y fotografía de archivo libres de  derecho. Image 89621025

Hoy en día, la carrera docente ha sido completamente destruida, y las cifras muestran la falta de interés por esta profesión. En el Instituto Pedagógico de Caracas, que ahora es la Universidad Experimental Libertador, solo se inscribieron 32,000 estudiantes en la carrera docente, cuando antes solían ser más de 100,000. La carrera de Educación fue eliminada de la sede de la UCAB Táchira debido a la falta de alumnos, y en la UCV, de los 5,000 estudiantes que solían inscribirse regularmente, solo 800 lo hicieron.

Nos estamos quedando sin docentes. Por ahora, el régimen ha ganado esta batalla, pero la lucha continúa. Ciudadanos como el profesor Virgilio Heredia en Anzoátegui, la profesora Elsa Cardozo en Caracas y otros líderes igualmente importantes están comprometidos en utilizar sus conocimientos, experiencias y espíritu de lucha para rescatar el papel del docente en la sociedad venezolana.