El «sueño americano», un anhelo truncado para los venezolanos que ingresen ilegalmente a EE UU

0
331

El «sueño americano» que lleva a miles de venezolanos a atravesar la peligrosa selva del Darién y cruzar las fuertes corrientes del río Bravo se verá truncado para aquellos que elijan ingresar de manera ilegal a Estados Unidos.

Según Luis Miranda, subsecretario adjunto principal de Comunicaciones del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., los migrantes venezolanos que ingresen irregularmente al país se encontrarán en una situación precaria, sin la posibilidad de acceder a un programa migratorio legal y a la espera de una orden de deportación.

Miranda explica que Estados Unidos nunca ha tenido sus fronteras abiertas a la migración ilegal y que cruzar de manera irregular resulta en deportación, prohibición de volver al país por cinco años e incluso en posibles cargos criminales.

En los últimos años, la migración venezolana hacia Estados Unidos ha aumentado significativamente. Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, desde octubre de 2021 hasta noviembre de 2023, más de 660.000 venezolanos han ingresado a Estados Unidos por la frontera con México.

Desafortunadamente, la desinformación, los rumores y las mentiras han llevado a muchos venezolanos a optar por rutas peligrosas para llegar a Estados Unidos, exponiéndose a robos, secuestros y violaciones por parte de grupos criminales que se benefician de la migración ilegal.

Es importante destacar que aquellos que cruzan ilegalmente no tienen permiso de trabajo, residencia ni autorización para quedarse en Estados Unidos. Están sujetos a un proceso judicial ante una Corte Migratoria y se enfrentan a la posibilidad de ser deportados.

Estados Unidos actualmente enfrenta una crisis migratoria sin precedentes, con más de 8 millones de migrantes irregulares ingresando al país desde octubre de 2021 hasta noviembre de 2023.

A pesar de los programas implementados por el gobierno de Joe Biden para gestionar una migración ordenada, se siguen registrando más de 10.000 encuentros en la frontera sur de Estados Unidos diariamente.

El gobierno estadounidense ha ampliado significativamente las vías legales para que los venezolanos ingresen regularmente al país. Han implementado programas como el parole humanitario, el cual beneficia a miles de venezolanos y les permite viajar con una autorización previa y sin exponerse a los peligros de la migración irregular.

Además, los venezolanos tienen a su disposición la aplicación CBP One, la cual les permite solicitar ingreso a Estados Unidos y agendar citas en puertos de entrada para obtener autorización migratoria y, posiblemente, un permiso de trabajo.

Es importante destacar que el sistema de asilo en Estados Unidos está diseñado para proteger a aquellos que sufren persecución por género, religión o afiliación política, y no para aquellos que buscan oportunidades económicas. Por lo tanto, huir de la crisis humanitaria en Venezuela no hace a los ciudadanos elegibles para el asilo.

El proceso de solicitud de asilo es riguroso y la mayoría de las solicitudes son rechazadas debido a que las personas buscan principalmente oportunidades económicas en Estados Unidos.

Para prevenir el abuso del sistema de asilo y el colapso de la Corte de Inmigración, Estados Unidos impide a los solicitantes de asilo solicitar un permiso de empleo durante seis meses.

Es importante tener en cuenta que trabajar ilegalmente en Estados Unidos es ilegal y puede tener consecuencias negativas para aquellos que lo hagan.

En cuanto a la seguridad nacional, Estados Unidos realiza un análisis exhaustivo de cada individuo que ingresa al país. Si se determina que representan una amenaza, pueden ser detenidos y deportados rápidamente.

Es fundamental que los venezolanos conozcan las opciones legales disponibles para ingresar a Estados Unidos y aprovechen los programas que les permiten hacerlo de manera segura y legal, en lugar de arriesgarse con la migración irregular.

El gobierno de Estados Unidos está trabajando en fortalecer su frontera y agilizar los procesos de consideración de asilo para aquellos que ingresen recientemente al país.

En conclusión, es importante que los venezolanos estén informados y eviten caer en las trampas de contrabandistas y rumores falsos. Cruzar ilegalmente a Estados Unidos no les proporcionará las oportunidades que buscan y podrían enfrentar serias consecuencias legales.