La lucha por la democracia tiene nombre

0
290

Ante todas las patrañas que ha hecho el régimen desde el mes de enero para impedir la candidatura de María Corina Machado, que ganó las primarias con más de 90% de los votos, la líder de la oposición dio el paso que muchos esperaban para avanzar en esta lucha que se ha vuelto titánica para reinstaurar la democracia en Venezuela. Ayer en la tarde anunció a quien la sustituirá en las elecciones presidenciales del 28 de julio: Corina Yoris Villasana.

Por El Nacional

Licenciada en Filosofía y Letras, doctora en Historia, profesora universitaria, individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua y exmiembro de la Comisión Nacional de Primaria, Corina Yoris será inscrita por Un Nuevo Tiempo y la MUD.

“Hemos encontrado una persona de nuestra total confianza, honorable, que va a cumplir este trámite con el apoyo de todos. Una persona que nos da confianza a todos por su trayectoria y amor por Venezuela”, dijo María Corina Machado cuando presentó a Yoris en la rueda de prensa.

Un paso importante después de que, en las recientes semanas, hemos sido testigos de una intensificación alarmante en las tácticas represivas empleadas por el gobierno de Nicolás Maduro contra la oposición venezolana. La detención de dos miembros clave de la campaña del principal candidato opositor y las órdenes de arresto contra otros siete se inscriben en una serie de acciones que no hacen más que evidenciar un patrón sistemático de represión. Estas prácticas incluyen arrestos arbitrarios de miembros de la oposición y de la sociedad civil, así como la descalificación injusta de candidatos, todo lo cual socava seriamente la posibilidad de llevar a cabo elecciones libres y justas.

Esta espiral de represión no solo es preocupante por sus implicaciones inmediatas en la política venezolana, sino también porque representa un desafío directo a los principios democráticos fundamentales. La comunidad internacional, reconociendo la gravedad de la situación, ha emitido un llamado unificado exigiendo el cese de esta campaña de acoso y represión contra aquellos que, de manera pacífica, buscan participar en el proceso político de su país.

Resulta especialmente frustrante observar el incumplimiento de los compromisos que el propio gobierno de Maduro adquirió en Barbados, en octubre de 2023. Estos compromisos, destinados a garantizar el desarrollo de elecciones democráticas que reflejen las verdaderas aspiraciones del pueblo venezolano, parecen haber sido olvidados por aquellos que tienen el deber de implementarlos.

Ante este panorama, la demanda de la liberación inmediata de todos los presos políticos, así como el retorno de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU a Caracas, cobra una urgencia sin precedentes. Estas medidas son esenciales para crear las condiciones necesarias para una transición democrática en Venezuela.

Desde este medio, nos sumamos al coro de voces internacionales que reafirman su apoyo a las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que redoble sus esfuerzos en apoyo a Venezuela, trabajando de manera conjunta para garantizar que el proceso democrático se mantenga como la vía más viable para superar la profunda crisis política, económica y humanitaria que aflige al país.

La situación en Venezuela es un recordatorio palpable de la importancia de defender los valores democráticos y de mantenerse firme frente a cualquier intento de socavarlos. Solo a través de un compromiso genuino con estos principios, Venezuela podrá reconstruir un futuro basado en la libertad, la justicia y el respeto por los derechos humanos.

Corina Yoris Villasana no está inhabilitada. ¡Seguimos adelante!