La ONU votará sobre el regreso de Rusia al Consejo de Derechos Humanos

0
435

La ONU votará este martes sobre la posibilidad de que Rusia regrese al Consejo de Derechos Humanos después de su expulsión tras invadir a Ucrania en febrero de 2022.

La Asamblea General de Naciones Unidas votará este martes sobre el posible regreso de Rusia al Consejo de Derechos Humanos del organismo mundial, casi dos años después de ser expulsado tras la invasión a Ucrania.

El consejo, con sede en Ginebra, está formado por 47 naciones y cada una proviene de cinco grupos regionales. Rusia, una de las naciones que buscan un mandato de tres años en el Consejo de Derechos Humanos, compite contra Albania y Bulgaria por los dos escaños asignados a la región de Europa del Este.

La Asamblea General votó 93 a 24 para expulsar a Rusia del Consejo de Derechos Humanos en abril de 2022, casi dos meses después de lanzar su guerra contra Ucrania.

En declaraciones ante el Consejo de Seguridad de la ONU el lunes, el embajador albanés ante la ONU, Ferit Hoxha, denunció a Rusia como “agresora de sus vecinos, asesina de gente inocente, destructora deliberada de infraestructura civil” y que se enorgullece de deportar a niños de sus hogares.

El embajador adjunto de Estados Unidos, Robert Wood, dijo al Consejo que la posible reelección de Moscú al Consejo de Derechos Humanos sería “una mancha fea” en ese organismo mientras “comete abiertamente crímenes de guerra y otras atrocidades”.

La votación ocurre pocos días después de la muerte de 52 personas en un ataque con misiles rusos contra la aldea de Hroza, al noreste de Ucrania. Según las autoridades ucranianas, el ataque ocurrió mientras la gente se reunía en un café para llorar a un soldado ucraniano caído.

Los investigadores de las Naciones Unidas están en Hroza. El investigador principal dijo en un comunicado: «Mis conversaciones iniciales con los residentes locales y los supervivientes indican que prácticamente todos los muertos eran civiles y el objetivo en sí, una concurrida cafetería y tienda del pueblo, también era claramente civil».

Entre los muertos se encontraba el líder de la aldea, una pareja que dejó cuatro hijos y la esposa e hijo del soldado muerto.

Rusia y el Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares

En una señal de que el presidente ruso, Vladimir Putin, podría reanudar las pruebas nucleares, los legisladores rusos tendrán hasta el 18 de octubre para examinar formas de rescindir la ratificación por parte de Moscú del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE).

La posible medida fue anunciada el viernes por el enviado de Rusia ante la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO). En un comunicado el lunes, el jefe de la OTPCE, Robert Floyd, expresó su preocupación por los acontecimientos.

«La prohibición de los ensayos nucleares sigue siendo esencial para prevenir la proliferación de armas nucleares y salvaguardar a las generaciones actuales y futuras de los efectos nocivos de los ensayos nucleares explosivos», afirmó.

Washington ha denunciado que la medida de Rusia pone en peligro «la norma global» contra las explosiones de pruebas nucleares.

Sin embargo, según Putin, la posible acción de Rusia para revocar la ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares la alinearía con Estados Unidos, que firmó pero no ratificó el pacto.

Estados Unidos no ratificó el tratado, pero ha observado una moratoria sobre las explosiones de prueba de armas nucleares desde 1992.

El tratado de 1996 prohíbe “cualquier explosión de prueba de arma nuclear o cualquier otra explosión nuclear” en cualquier parte del mundo y ha sido firmado por 187 naciones, pero no ratificado por ocho de ellas, incluido Estados Unidos.

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) instó a Moscú a pensar antes de actuar.

«Rusia debe abandonar su imprudente amenaza de irse», dijo ICAN en un comunicado.

Con Información de La Voz de América