La UE, la ONU y el Centro Carter enviaron solicitudes para ser observadores en las presidenciales

0
194

La Unión Europea (UE), el grupo de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Centro Carter han solicitado ser observadores en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el 28 de julio. Esta información fue revelada por el ministro de Relaciones Exteriores, Yván Gil, durante un encuentro con las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) el jueves 4 de abril.

El canciller señaló que la próxima semana se llevarán a cabo reuniones con representantes de estos organismos internacionales para proporcionarles detalles sobre el progreso del proceso electoral. Esta será una visita inicial para coordinar con el CNE y otros órganos estatales todos los aspectos logísticos relacionados con la observación del proceso electoral.

Se enviarán 67 invitaciones a organismos electorales para que participen como observadores en las elecciones. Según el canciller, este es un proceso sólido que se está llevando a cabo con suficiente anticipación para garantizar el despliegue adecuado de estas organizaciones.

Por su parte, el presidente del CNE, Elvis Amoroso, informó que la comisión de la UE será la primera en llegar al país el domingo 7 de abril y se reunirá con una comisión mixta del ente electoral y la Cancillería el martes 9 de abril. Amoroso instó a las organizaciones internacionales a venir a Venezuela como observadores, pero advirtió que deben respetar la normativa venezolana.

El presidente del CNE enfatizó que las puertas están abiertas para aquellos que deseen venir a Venezuela, pero les recordó que deben respetar las leyes del país. También hizo un llamado al canciller para que sea el vocero de la información sobre las elecciones y aclare cualquier duda que pueda surgir. Esto se debe a los cuestionamientos que algunos gobiernos han hecho sobre la transparencia y la libertad de competencia en el proceso electoral.

En resumen, la participación de la UE, la ONU y el Centro Carter como observadores en las elecciones presidenciales de Venezuela es una muestra del interés internacional en el proceso electoral y la importancia de garantizar su transparencia y legitimidad.