La vida de lujo y las polémicas de Miguel Pizarro Rodríguez, el excomisionado de Guaidó para la ONU que vive como magnate en Washington

0
427

Miguel Alejandro Pizarro Rodríguez es un político venezolano que ha ocupado diversos cargos como parte de la oposición. Fue diputado a la Asamblea Nacional por el estado Miranda, presidente de la comisión de Desarrollo Social Integral del parlamento, comisionado para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y comisionado especial para la Ayuda Humanitaria, designado por Juan Guaidó, el líder del mal llamado «Gobierno interino» que se autoproclamó presidente de Venezuela en 2019.

Pero más allá de su trayectoria política, Pizarro ha sido protagonista de varias controversias que lo han puesto en el ojo del huracán. Desde su origen familiar, pasando por sus vínculos con el chavismo y la cooperación internacional, hasta su actual residencia en Washington, donde vive como magnate y engaña al Departamento de Estado estadounidense.

«El Rey de la Cooperación Internacional» y su conexión con Mario Villarroel

Pizarro parece ser muy hábil sacándole dinero a la cooperación internacional en favor de Venezuela. «El Rey de la Cooperación Internacional», como algunos denominan a Pizarro, vive en Washington, en donde pagaría 5.000 dólares mensuales de alquiler,
aunque pocos o casi nadie parece saber de dónde proviene el dinero.

Una posible fuente de financiamiento es Mario Villarroel Lander, expresidente de la Cruz Roja venezolana, quien habría sido prácticamente quien sacó a Pizarro de Venezuela, ayudándolo con la logística para salir del territorio venezolano. Villarroel
también abogó y se encargó en el año 2019 del ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

Pizarro fue nombrado por Guaidó como comisionado especial para la Ayuda Humanitaria el 28 de agosto de 2019. El 22 de septiembre del mismo año fue designado como comisionado presidencial para la ONU. En ambas funciones ha tenido acceso a recursos provenientes de donaciones internacionales que supuestamente debían destinarse al pueblo venezolano.

Un engaño al Departamento de Estado y una relación familiar incierta

Pizarro tiene a su novia en Estados Unidos, con una visa como si fuese esposa, aunque no están casados. Se dice que Pizarro engañó al Departamento de Estado estadounidense, al incluir a su novia como diplomática del «Gobierno interino» de Juan Guaidó.


Además, Pizarro ha sido criticado por haber sido un pésimo estudiante cuando cursó la carrera de comunicación social en la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde según han asegurado algunos en las redes sociales, no logró graduarse. Un récord académico de Pizarro entre los años 2007 y 2011, difundido en las redes, haría constar sus bajas calificaciones.


Durante años ha habido rumores no confirmados acerca de una posible relación de parentesco entre Pizarro e Ismael García, exdiputado que comulgó durante años con el chavismo hasta sumarse a las filas de la oposición. Algunos han llegado a rumorear que Pizarro pudo ser fruto de una relación sentimental de García fuera de su matrimonio. Sin embargo, el propio Pizarro ha dicho que sus padres son chilenos.

Traición a la patria

Pizarro nació en el estado Miranda el 17 de febrero de 1988. Sus padres son naturales de Chile y su padre fue un guerrillero marxista que se exilió en Venezuela tras el golpe de Estado contra Salvador Allende. El padre de Pizarro se incorporó al frente guerrillero Bandera Roja y fue detenido y apresado en el cuartel San Carlos durante los años 70.

Años después regresó a Chile y se dedicó al coaching ontológico, llegando a asesorar a Walmart. Pizarro se inició en la política como dirigente estudiantil en la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde fue electo Secretario de Reivindicaciones Adjunto y Secretario
de Deportes de la Federación de Centros Universitarios entre 2008 y 2009. En esa época entabló una amistad cercana con el dirigente chavista Héctor Rodríguez, con quien compartía su origen comunista.

En las elecciones del 6 de diciembre de 2015, Pizarro fue electo como diputado por Primero Justicia, aunque antes había sido diputado suplente por el estado Táchira y miembro de Avanzada Progresista. El 14 de mayo de 2019 fue señalado por la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, de «traición a la patria» y otros seis delitos: «Conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuado».

Un cuestionado representante del «Gobierno interino»

Pizarro se encuadra en la opinión de algunos venezolanos que aseguran que Guaidó y la cúpula de su llamado «Gobierno interino», se dedicaron a designar como sus representantes a figuras que no poseían una profesión definida o que no contaban con la experticia y preparación profesional necesaria para los cargos asignados, a los que

La vida de lujo y las polémicas de Miguel Pizarro Rodríguez, el excomisionado de Guaidó para la ONU que vive como magnate en Washington además les otorgaron amplios poderes y recursos a manos llenas. Y esto, en algunos casos, solo por el hecho de haber sido simplemente en el pasado dirigentes estudiantiles.

En algunas ocasiones, Pizarro ha sido señalado de «traidor» por otros simpatizantes de la oposición, por tener, al igual que el exdiputado Stalin González, una amistad cercana con el dirigente chavista Héctor Rodríguez, surgida desde su época de líderes
estudiantiles. También lo han cuestionado por sus orígenes «comunistas», mismos de
los que proviene parentalmente el exdiputado González.


¿Quién es Mario Villarroel Lander?

Mario Villarroel Lander, el mecenas de Miguel Pizarro, es un abogado, nacido el 21 de septiembre de 1947 en Caracas, Venezuela, graduado de la Universidad Central de Venezuela y Doctor en Ciencias Penales. Ha sido profesor titular de la Cátedra de Derecho Penal en la Universidad Santa María y miembro de distintas organizaciones culturales, jurídicas y humanitarias, membresía que ha utilizado en favor de sus propios intereses y del de sus allegados, más que en el de los intereses colectivos.
Mario Villarroel ha estado en el centro de varias polémicas. El Ministerio Público venezolano ordenó, en el mes de julio de 2023, la apertura de una investigación contra Villarroel por presunto acoso y maltrato hacia voluntarios y trabajadores de la Cruz Roja
Venezolana. Además, Villarroel ha sido acusado de actuar de forma mafiosa y desleal con la organización humanitaria en Venezuela, misma que presidió durante más de cuatro décadas.


A Villarroel se le atribuye haber utilizado la Cruz Roja para enriquecerse y obtener favores, sin respetar las leyes y principios que rigen la labor humanitaria de la organización. También se le señala por tener fuertes lazos con figuras políticas y con magistrados del Tribunal

Supremo de Justicia de Venezuela, a los cuales durante años manejó a su antojo. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) ordenó, el 4 de agosto de 2023, la destitución inmediata del entonces presidente de la Cruz Roja Venezolana, Mario Enrique Villarroel. La sentencia estableció además la constitución de una junta reestructuradora ad hoc, presidida por Ricardo Cusanno, miembro del Foro Cívico y expresidente de Fedecámaras, el mayor gremio empresarial de Venezuela.

La decisión se produjo unos días después de que Diosdado Cabello, número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), acusara a Villarroel de “conspirar” contra el gobierno chavista y de “actividad mafiosa” en el manejo de fondos.