La xenofobia y discriminación aumentan ante la subida de 114% de la migración venezolana

0
304

La organización Oxfam hizo una denuncia el lunes, señalando que la discriminación, xenofobia y el discurso del odio contra los migrantes venezolanos siguen siendo un problema, mientras que la migración desde Venezuela aumentó en un 114,75% en 2023, alcanzando los 7,7 millones de personas.

Según un informe presentado por Oxfam, el 60% de este número, es decir, 3,6 millones de personas, se encuentran en Sudamérica, específicamente en Colombia, Perú y Ecuador. Según la ONG, la discriminación, xenofobia y el discurso del odio son los principales desencadenantes de la situación que enfrentan los migrantes venezolanos en estos países.

Este documento es una actualización y comparación con un estudio previo realizado por Oxfam en 2019, llamado «Sí, pero no aquí», y revela las contradicciones y paradojas en las comunidades receptoras de migrantes.

A pesar de que, según una encuesta realizada a 4.000 personas, ha aumentado la empatía hacia las causas que obligan a los venezolanos a abandonar su país, menos de la mitad de los encuestados en los tres países están a favor de la igualdad de trato y oportunidades para los migrantes.

Durante la presentación del informe, Gloria Isabel García-Parra, directora regional de Oxfam en América Latina y el Caribe, afirmó que «cuando se habla de cifras, a menudo nos olvidamos de que se trata de personas y que la migración no es un problema, sino un derecho».

Por su parte, Amitabh Behar, director ejecutivo de Oxfam Internacional, destacó su frustración por la facilidad con la que el dinero puede ser transferido sin restricciones, mientras que las personas no tienen la misma libertad de movimiento.

Uno de los principales puntos de preocupación es el ámbito laboral, donde persiste la desconfianza hacia los migrantes venezolanos, ya que se cree que su llegada provoca una disminución de los salarios y empeora las condiciones laborales. Sin embargo, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), con las políticas de integración adecuadas, la migración venezolana podría contribuir al aumento del PIB de Colombia, Ecuador y Perú entre un 2,5% y un 4,5% para 2030.

La migración afecta de manera desproporcionada a las mujeres, quienes son víctimas de abusos, explotación laboral y sexual, y se les asignan tareas de cuidado y roles de reproducción, además de sufrir diversos tipos de violencia. Las mujeres son un grupo particularmente vulnerable en el contexto de la migración, según declaraciones de la representante de Oxfam en Latinoamérica.

El estudio también revela que el apoyo a las mujeres migrantes en los tres países latinoamericanos ha disminuido casi un 50% en comparación con 2019. Además, se recogen declaraciones en redes sociales como «las mujeres venezolanas roban a los maridos de las colombianas» o «las venezolanas han llegado a robar los maridos en Perú».

Durante la presentación del informe, Coralia Vásquez, una venezolana que ha vivido en Colombia durante seis años, compartió su experiencia de salir de Venezuela y enfrentar discriminación, sexualización y violencia. Vásquez mencionó que las mujeres se ven obligadas a abandonar el país cuando no tienen otras opciones debido a la amenaza para sus vidas o la falta de oportunidades. Lamentó la disminución de la empatía hacia las mujeres desplazadas y expresó su incredulidad ante la persistencia de esta situación.