Ladrones ingresaron armados a una clase en una escuela de oficios en Montevideo, robaron celulares a alumnos y huyeron

0
380

(Desde Montevideo, Uruguay) – Un suceso alarmante tuvo lugar en una sede de la Universidad del Trabajo (UTU) en Montevideo, Uruguay. Dos individuos encapuchados y armados irrumpieron en un salón de clases donde se encontraban 15 estudiantes y exigieron que les entregaran sus teléfonos móviles. Afortunadamente, no se registraron heridos durante el incidente.

El centro educativo, ubicado en el barrio periférico de la Cruz de Carrasco, alberga a 150 alumnos y 15 docentes en total. Gabriel Correa, el profesor de la clase afectada, relató que la jornada transcurría con normalidad cuando, alrededor de las 9:30 de la mañana, los dos hombres ingresaron con el rostro cubierto. Uno de ellos apuntó directamente al profesor, quien se vio obligado a sentarse en su escritorio para protegerse.

Una vez dentro del salón, los delincuentes amenazaron a los estudiantes, apuntándoles con sus armas. Aunque tenían dos armas en su poder, el profesor solo pudo ver una de ellas. Por las características físicas de los ladrones, Correa estimó que eran jóvenes. «Uno de los estudiantes fue apuntado, pero colocó su teléfono sobre la mesa y los ladrones no se lo llevaron. Creo que estaban muy nerviosos, de lo contrario podrían habernos despojado de nuestros objetos de valor», relató Correa. Todo el incidente duró aproximadamente 30 segundos, aunque para el profesor, se sintió como una eternidad.

Correa también señaló que tanto los profesores como los estudiantes han sido víctimas de robos fuera del centro educativo en múltiples ocasiones, pero esta fue la primera vez que ocurrió dentro del salón de clases. «Es el colmo», lamentó.

El incidente ha generado conmoción entre los docentes de UTU, y su sindicato, Afutu, ha ocupado el centro educativo como forma de protesta y para exigir mayores medidas de seguridad. En un comunicado, el sindicato sostiene que este robo ha tenido un gran impacto en la comunidad educativa y que es necesario tomar medidas urgentes, ya que situaciones similares ocurren con frecuencia en diferentes centros educativos, especialmente en aquellos ubicados en barrios vulnerables.

Entre las medidas solicitadas por el sindicato se encuentran la contratación de un portero que trabaje durante el día, el cierre definitivo del perímetro del centro educativo, un refuerzo en la vigilancia policial de la zona y la limpieza de un terreno adyacente, entre otras propuestas.

El director general de UTU, Juan Pereyra, expresó su preocupación por el hecho y aseguró que se implementarán medidas especiales de seguridad tanto en esta sede como en otros centros educativos. Por su parte, el ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber, calificó el incidente como una barbaridad y un hecho gravísimo, asegurando que se buscará a los responsables de manera inmediata.

El ministro intentó visitar la UTU de Cruz de Carrasco para dialogar con los docentes y vecinos, pero no pudo ingresar debido a la ocupación del centro por parte de los trabajadores.