Sala de Apelaciones de la CPI escuchará los testimonios de las víctimas en Venezuela

0
336

La Sala de Apelaciones de la Corte Penal Internacional ha tomado la decisión de escuchar los testimonios de las víctimas en el caso de Venezuela. Para llevar a cabo esta tarea, la Sección de Participación y Reparación de las Víctimas ha sido encargada de recopilar y transmitir las representaciones de las personas que han sufrido violaciones de sus derechos humanos durante el gobierno de Nicolás Maduro.

Según una decisión de la Sala de Apelaciones fechada el 24 de agosto, la Sección de Participación y Reparación de las Víctimas tiene la instrucción de recopilar y transmitir las representaciones de cualquier víctima o grupo de víctimas interesadas. Esta noticia fue compartida por el abogado venezolano Gonzalo Himiob, vicepresidente de la ONG Foro Penal, a través de la plataforma X.

Además de recopilar y transmitir los testimonios, la sección también deberá preparar y presentar un informe al respecto antes del martes 17 de octubre de este año, siguiendo las indicaciones establecidas.

La noticia de que la Corte Penal Internacional escuchará a las víctimas en el proceso de apelación interpuesto por el gobierno fue recibida con entusiasmo en las redes sociales. El abogado Alí Daniels, director de la ONG Acceso a la Justicia, celebró la noticia como «buenas noticias». Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, comentó que el trabajo de la Corte Penal Internacional sobre Venezuela continúa y expresó que están avanzando hacia la justicia. Marino Alvarado, excoordinador de la misma organización, también se mostró optimista con respecto al progreso del caso.

A pesar de los intentos del régimen de Nicolás Maduro de dilatar la investigación, el proceso ha seguido adelante. A finales de julio, la CPI rechazó la solicitud del gobierno de paralizar la investigación de los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela. El gobierno argumentaba que se debía determinar si las investigaciones cumplían con lo establecido en el Estatuto de Roma. Además, el chavismo advirtió que no frenar el proceso tendría «consecuencias irreversibles». Sin embargo, la CPI decidió seguir adelante con la investigación.