Leopoldo López: Zapatero fue siempre el aliado de Maduro

0
402

Leopoldo López, líder opositor venezolano, ha expresado su opinión sobre el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, afirmando que nunca fue imparcial en su papel de mediador entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, sino que siempre fue un aliado del presidente venezolano.

En una entrevista con EFE, López señaló que para ser mediador en un proceso tan complejo como el que vive Venezuela, se requiere de alguien imparcial tanto por convicción como por desempeño, algo que Zapatero nunca fue. Según López, el ex presidente español siempre fue un apoyo para Maduro y nunca actuó de forma neutral.

Estas declaraciones se dan en el contexto de la publicación en España del libro «Nos quieren muertos», escrito por el autor español Javier Moro. La obra, que Moro describe como una novela de no ficción, narra la historia de López como líder opositor, su tiempo en prisión y su estancia en la embajada de España en Caracas antes de su exilio en Madrid.

López considera a Rodríguez Zapatero, político socialista que ocupó la presidencia del gobierno español entre 2004 y 2011, como un defensor de Maduro. Según él, esto causó mucho daño a la oposición venezolana, ya que «blanqueó la dictadura».

Rodríguez Zapatero fue uno de los mediadores en el conflicto de Venezuela desde 2015, entre el gobierno de Maduro y la oposición. Sin embargo, fue objeto de críticas tanto en España como por parte de los opositores venezolanos.

López también menciona al presidente de Brasil, Lula da Silva, como otro ejemplo de «blanqueamiento de la dictadura». Considera que es contradictorio que el mandatario brasileño defienda la causa medioambiental y a la vez apoye a Maduro, a quien López considera responsable de la destrucción medioambiental en la Amazonía venezolana.

En su opinión, la realidad de Venezuela requiere de mediadores que comprendan la dinámica de un opresor y un pueblo oprimido, y no de dos grupos equidistantes. López concluye que la equivalencia moral entre las partes causa mucho daño.

Estas declaraciones resaltan la falta de imparcialidad de Rodríguez Zapatero como mediador en el conflicto venezolano, según la perspectiva de Leopoldo López.