Ley antiinmigrante de Florida provoca miedo y desolación mientras latinos reconsideran su futuro en el estado

0
651


Tras la promulgación de la ley SB 1718 por parte del gobernador de Florida, Ron DeSantis, una de las leyes más restrictivas contra los inmigrantes en todo el país, las redes sociales se han llenado de videos virales que muestran la desolación en algunos lugares de trabajo, a pesar de que la ley entrará en vigencia el 1 de julio.

Con información de la Opinion

Según informes de The Hill, los trabajadores inmigrantes han dejado de acudir a sus empleos por temor a ser deportados, y se espera que pronto comiencen a abandonar el estado bajo el gobierno del gobernador republicano DeSantis.

En una entrevista con el mencionado medio, Mario Carrillo, gerente de campañas de America’s Voice, señaló que hay una «forma de protesta» en curso, refiriéndose al boicot de algunos transportistas para no suministrar bienes al estado. Sin embargo, también hay una «sensación palpable de miedo entre la comunidad inmigrante».

La ley de Florida complicará aún más la vida de los inmigrantes indocumentados, según afirmó Domingo García, presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, a The Hill.

«García afirmó que Florida se ha convertido en un entorno peligroso y hostil tanto para los estadounidenses como para los inmigrantes respetuosos de la ley. Antes no era así. Ahora debemos asegurarnos de que todos comprendan que pueden ser arrestados simplemente por llevar a alguien al hospital o a Disney World», declaró García.

Además, la ley no reconocerá las licencias de conducir de otros estados para los inmigrantes que lleguen a Florida. También se prohibirá a los condados del estado emitir tarjetas de identificación.

Encontrar empleo no será tarea fácil, ya que la ley exige el uso de E-Verify, un sitio web del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos que permite a las empresas verificar la elegibilidad de sus empleados, tanto ciudadanos estadounidenses como inmigrantes, para trabajar en el país.

DeSantis está haciendo todo lo posible para presionar a los inmigrantes y lograr que abandonen su estado, y sus disposiciones están teniendo éxito. En medio de la controversia generada por la ley de Florida, los latinos están reconsiderando dónde establecer su residencia.