Llegaron de Venezuela a Nueva York, pero un detalle los hizo perder el asilo a días de que se los aprobaran

0
403

Una familia venezolana se encuentra en una situación de incertidumbre después de perder su estatus de asilo apenas unos días después de haberlo obtenido. El hombre, su esposa e hijos escaparon del país y llegaron a Nueva York en 2022, después de haber vivido en Colombia y Chile. Una vez instalados en Estados Unidos, se unieron a los miles de solicitantes de asilo. En octubre del año pasado, recibieron la emocionante noticia de que su solicitud había sido aprobada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), según informó NBC New York. La historia de esta familia fue compartida por el medio, destacando cómo habían cumplido su sueño.

Sin embargo, poco tiempo después de recibir la noticia, la situación de esta familia venezolana dio un giro completo. En una entrevista con The New York Times, revelaron que pocos días después de recibir la carta de aprobación, recibieron otra carta con la misma fecha y firma del funcionario, en la que se indicaba que la razón de su solicitud de asilo había sido considerada «no creíble» y que no se les concedería el asilo.

La razón detrás de la emisión de estas dos notificaciones contradictorias no ha sido esclarecida. Ahora, la familia se encuentra en una situación incierta y desconoce cuál será su destino. En su solicitud, el hombre explicó que funcionarios, supuestamente bajo órdenes de Nicolás Maduro, intentaron extorsionarlo. También afirmó haber sido golpeado y encarcelado cuando se negó a pagar. Aunque fue liberado, las amenazas de muerte continuaron, lo que lo llevó a tomar la difícil decisión de abandonar Venezuela. El desenlace de su situación aún es incierto.

Según el USCIS, un extranjero puede solicitar asilo si se encuentra físicamente presente en Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio, dentro de un año desde su llegada al país. Estados Unidos ofrece refugio a personas que han sufrido persecución o tienen temor de sufrirla debido a diversas razones.

El caso de esta familia venezolana no es único. Según el Center for Strategic and International Studies, la salida de refugiados y migrantes de Venezuela constituye la mayor crisis de desplazamiento en el mundo, con casi 7.7 millones de personas en agosto de 2023.

En noviembre, el alcalde de Nueva York, Eric Adams, advirtió que la crisis migratoria actual «destruirá la ciudad de Nueva York». El político explicó que desde abril de 2022, 110,000 solicitantes de asilo han pasado por la ciudad, generando un déficit presupuestario de millones de dólares.

Cuando esta familia llegó a Nueva York, ya habían escuchado hablar de la ciudad y conocían a alguien allí. Desesperados por encontrar un sustento económico y poder trabajar, presentaron su solicitud de asilo en junio de 2023 y cuatro meses después fue aprobada. El venezolano recordó que el día en que recibieron la noticia quedaron sin palabras.

Sin embargo, en octubre recibieron la notificación de aprobación, seguida de la carta de rechazo pocos días después. En noviembre, la familia fue trasladada a un hotel en Queens después de haber vivido en un refugio para personas sin hogar en Brooklyn. Ahora, están a la espera de que el caso sea desestimado por la corte y de una decisión final por parte del USCIS basada en su solicitud original de asilo.