Los republicanos creen que es momento de dejar atrás a Trump

@DolarToday / Nov 11, 2022 @ 6:00 pm

Los republicanos creen que es momento de dejar atrás a Trump

Algunos asesores habían pedido al ex presidente que aplazara el anuncio de su candidatura hasta después de la segunda vuelta de las elecciones por el estado de Georgia, prevista para el 6 de diciembre, para evitar convertir la contienda en un referendo sobre él y ayudar involuntariamente a los demócratas

Por Jill Colvin – Associated Press / Infobae

Los republicanos intensificaron el jueves sus críticas públicas hacia el ex presidente Donald Trump, y algunos dijeron que era momento de que el partido diera vuelta a la página después de obtener resultados decepcionantes en las elecciones intermedias, incluso mientras Trump se prepara para anunciar una tercera candidatura a la presidencia de Estados Unidos la próxima semana.

La vicegobernadora republicana de Virginia, Winsome Earle-Sears, quien alguna vez fue una abierta partidaria de Trump, dijo que los votantes habían enviado “un mensaje muy claro” el martes de que “ya fue suficiente”.

“Los votantes han hablado y han dicho que quieren un líder distinto. Y un líder verdadero entiende cuando se ha convertido en una carga”, comentó el canal Fox Business. “Un verdadero líder entiende que es momento de bajar del escenario. Es momento de dar vuelta a la página”.

Earle-Sears, quien fungió como vicepresidenta de un grupo llamado Black Americans to Re-elect President Trump (Estadounidenses Negros en pro de la Reelección de Trump) en 2020, también dijo que no podía respaldar otra campaña de Trump.

Algunos asesores habían pedido a Trump que aplazara el anuncio de su candidatura hasta después de la segunda vuelta de las elecciones por el escaño en el Senado por el estado de Georgia, prevista para el 6 de diciembre —la cual podría determinar qué partido controla la cámara alta del país— para evitar convertir la contienda en un referendo sobre él y ayudar involuntariamente a los demócratas. Pero el ex presidente ha rechazado la recomendación e invitó a reporteros a un “anuncio especial” el 15 de noviembre a las 9 de la noche en su club Mar-a-Lago.

Eso deja a Trump tratando de lanzar una candidatura en un momento en el que se encuentra en una posición de mucha vulnerabilidad luego de haber dominado el partido, en gran medida sin oposición, desde que ganó la nominación en 2016. Aun así, Trump ha demostrado una notable resistencia, conservando el apoyo de su base, incluso durante el escándalo de “Access Hollywood”, que estuvo a punto de hundir su primera campaña, y tras el mortal asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Al mismo tiempo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que ganó fácilmente su reelección el martes, está consiguiendo nueva atención a medida que los republicanos sopesan públicamente dejar atrás a Trump.

El senador John Thune de Dakota del Sur, el segundo republicano en rango en el Senado, señaló el papel de Trump en elevar a algunos candidatos sin experiencia y controversiales durante las primarias de este año, que luego perdieron en las elecciones generales de esta semana.

Durante una entrevista, Thune dijo que “no hay sustituto para los candidatos de buena calidad”.

“Tuvimos algunas primarias muy peleadas y competitivas este año”, comentó Thune, quien ganó su reelección sin problemas. “Y en algunos casos, saben, hubo muchos factores en juego, incluyendo personas externas que expresaron su apoyo en algunas de esas contiendas”, añadió.

Thune dijo que esperaba que el partido empezara a notar el surgimiento de líderes más jóvenes.

“No puedes tener un partido que está construido alrededor de la personalidad de una persona”, puntualizó.

El ex presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien tuvo diferencias con Trump durante sus primeros dos años en el cargo, calificó a Trump como “un lastre” que dañaría las posibilidades del partido en 2024.

“Queremos ganar la Casa Blanca y sabemos que con Trump tenemos más probabilidades de perder”, comentó durante una entrevista con WISN 12 News. “Si tenemos un candidato que no se llame Trump, tenemos muchas más probabilidades de ganar la Casa Blanca que si nuestro candidato es Trump”.

El senador republicano por Pensilvania, Pat Toomey, próximo a jubilarse, también dijo que la intervención de Trump era la culpable de las derrotas sufridas por el Partido Republicano en su estado, y señaló que los candidatos respaldados por Trump tuvieron un desempeño mucho peor que otros republicanos en la papeleta.

“Creo que mi partido tiene que afrontar el hecho de que si la fidelidad a Donald Trump es el criterio principal para seleccionar a los candidatos, probablemente no nos va a ir muy bien”, comentó en la cadena CNN. “En todo el país hay una correlación muy alta entre los candidatos MAGA y las grandes derrotas o, al menos, un rendimiento espectacularmente bajo”.

Trump ha disputado que tuviera una mala noche.

“Para aquellas muchas personas que están siendo alimentadas de la narrativa falsa de los medios de comunicación corruptos de que estoy molesto por las elecciones intermedias, no les crean”, afirmó en su red social. “No estoy para nada molesto, hice un gran trabajo (¡yo no era un candidato!), y estoy muy ocupado viendo hacia el futuro. Recuerden, soy un genio estable”.

Aún existe la posibilidad de que otros candidatos apoyados por Trump ganen sus contiendas. Aunque la aplastante victoria republicana que se había pronosticado no se cristalizó, el partido sigue bien posicionado para tomar el control de la Cámara de Representantes, y podría llevarse el del Senado también. En muchas contiendas es demasiado pronto para declarar un ganador.

“No existe tal cosa como una victoria fea o una linda derrota”, comentó Jason Miller, ex funcionario de campaña de Trump que estuvo entre aquellos que le aconsejaron postergar su anuncio hasta después de la segunda vuelta de las elecciones de Georgia.

“La carrera política de Nancy Pelosi está acabada”, predijo. “La agenda de Biden está muerta”.

Otros aliados de Trump ofrecieron declaraciones a los medios de comunicación en nombre del ex presidente, dándole su apoyo antes de cualquier anuncio.

“Me enorgullece respaldar a Donald J. Trump para presidente en 2024. Apoyo por completo que se vuelva a postular”, dijo Elise Stefanik, presidenta del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, en un comunicado. “Es momento de que los republicanos cierren filas con el republicano más popular de Estados Unidos, quien tiene un historial probado de gobierno conservador”.

“Si se postula en 2024, no sólo contará con mi apoyo, sino que tendrá el respaldo de millones de estadounidenses en todo el país”, afirmó el representante Jim Banks, un importante aliado en el Congreso.

El candidato al Senado por Ohio, JD Vance, que demostró ser el más exitoso de los candidatos apoyados de Trump, dijo que si el ex presidente decide volver a postularse, confía en que será el candidato del partido.

“Todos los años, los medios de comunicación escriben el obituario político de Donald Trump. Y todos los años nos recuerdan que Trump sigue siendo la figura más popular en el Partido Republicano”, señaló Vance en un comunicado emitido tras contactar al portavoz de Trump.

La decisión de Trump de seguir adelante con su campaña está impulsada, en parte, por su deseo de tratar de congelar al conjunto de aspirantes y detener el ascenso de DeSantis, a quien ha considerado durante mucho tiempo su principal rival.

En una señal de frustración, Trump emitió un largo comunicado el jueves por la noche en el que arremetió contra Fox News y otros medios de comunicación del imperio de Rupert Murdoch por “ir con todo por el gobernador Ron DeSanctimonious (Ron DeSanturrón) DeSantis”, a quien describió como un “gobernador republicano promedio con grandes relaciones públicas”, al tiempo que volvió a atribuirse la victoria de DeSantis de 2018.

Aunque los aliados de Trump habían insistido en que los reportes de tensiones entre los hombres eran exagerados, Trump, quien ha criticado en privado a DeSantis por no descartarse como candidato contra él, lo hizo ahora públicamente.

“Bueno, en términos de lealtad y clase, esa no es realmente la respuesta correcta”, escribió, comparando la contienda con su campaña ganadora de 2016. “Estamos exactamente en la misma posición ahora. Seguirán viniendo tras nosotros, MAGA, pero, al final, ganaremos. Pongan a Estados Unidos primero, hagamos grande a Estados Unidos otra vez”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*