Los venezolanos indecisos entre votar o no en referendo por el Esequibo

0
146

En las calles de Caracas, los venezolanos muestran más incertidumbre que certeza sobre si participar o no en el referendo consultivo sobre el Esequibo, que ha sido convocado por el gobierno de Venezuela para el próximo 3 de diciembre. Ana Luis, una estudiante de sociología de 27 años, no está segura de si participará en el referendo. Aunque considera importante reclamar lo que les pertenece, tiene dudas sobre la posibilidad de que esto desencadene un conflicto bélico. Alí Pedroza, de 55 años, tampoco ha decidido si votará el domingo. Él considera que la soberanía no debería ser consultada y cree que han pasado demasiado tiempo sin que las administraciones actúen para defender el territorio en disputa.

El gobierno de Venezuela consultará a los ciudadanos si apoyan la creación de una nueva provincia llamada «Guyana Esequiba» en este territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados, que actualmente es administrado por Guyana y donde se habla inglés. La consulta también preguntará sobre la otorgación de la nacionalidad a los 125.000 habitantes de esta región rica en recursos naturales. Sin embargo, esta consulta es repudiada por Georgetown, que prefiere que el conflicto se resuelva en la Corte Internacional de Justicia, una instancia que Venezuela rechaza.

El diferendo entre Guyana y Venezuela se ha intensificado con el descubrimiento de yacimientos petroleros en la región y las negociaciones de Guyana con la compañía petrolera estadounidense ExxonMobil para su explotación. La disputa se basa en un laudo arbitral de 1899 al que Guyana apela para fijar las fronteras actuales, mientras que Venezuela reivindica el Acuerdo de Ginebra de 1966, firmado con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, que anuló el laudo y estableció bases para una solución negociada.

En cuanto a las opiniones de los ciudadanos, Anexabel Corobo, una estudiante de medicina de 36 años, está decidida a votar y contribuir a la recuperación del territorio. Por otro lado, Anais Calcurian de 35 años, no participará en el referendo porque considera que la demanda de Venezuela ya está perdida y cree que hay otros problemas más urgentes en el país, como el desempleo y la mala calidad de vida para todos. Wilfredo Rodriguez, de 55 años, tampoco tiene intención de votar el domingo y cuestiona si después de tantos años finalmente se resolverá el problema.

El presidente Nicolás Maduro informó que más de 3 millones de venezolanos participaron en un simulacro previo al referéndum y desde entonces, el gobierno ha estado haciendo campaña para esta elección, que no tiene oposición en Venezuela. Las encuestas indican que cerca del 40% del padrón electoral participará y otro 20% no ha decidido aún, mientras que una encuestadora cercana al gobierno estima una participación del 72%.

En resumen, la población venezolana muestra diferentes opiniones y dudas sobre la participación en el referendo consultivo sobre el Esequibo. Mientras algunos consideran importante reclamar el territorio, otros creen que la soberanía no debería ser consultada y hay preocupaciones sobre posibles consecuencias, como un conflicto bélico. La consulta ha generado controversia tanto a nivel nacional como internacional, y la participación y resultados son inciertos.