¿Qué esperar de resolución de la CIJ sobre solicitud de Guyana contra referendo por el Esequibo?

0
201

El próximo viernes, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitirá un fallo sobre las medidas provisionales solicitadas por Guyana en relación al referéndum consultivo sobre el Esequibo que se llevará a cabo en Venezuela el domingo. Los expertos coinciden en que es muy probable que la CIJ haga un llamado a ambas partes a no empeorar la situación.

Aunque es difícil predecir cuál será la decisión de la CIJ, se estima que instará a la prudencia y a la paz. Víctor Rodríguez, ex presidente de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU, cree que la CIJ le dirá a las partes que cuiden sus posiciones y que actúen de acuerdo con el derecho internacional. Incluso es posible que adopte medidas diferentes a las solicitadas por Guyana.

El referéndum consultivo en Venezuela tiene como objetivo preguntar a los ciudadanos si reconocen la jurisdicción de la CIJ para resolver la disputa territorial y si aprueban la anexión de la región de Guyana Esequiba al territorio venezolano. Guyana presentó una solicitud de medidas provisionales alegando que Venezuela no debería llevar a cabo el referéndum hasta que la CIJ se pronuncie sobre los temas de fondo. Recientemente se llevaron a cabo audiencias para escuchar a ambas partes.

Venezuela ha solicitado que se rechace la solicitud de Guyana y ha advertido que nada impedirá la realización del referéndum programado para el 3 de diciembre. Guyana argumenta que el referéndum busca obtener respaldo popular para rechazar la jurisdicción de la CIJ y, después de la consulta, anexar el territorio en disputa por la fuerza.

Según Rodríguez, es posible que la CIJ tenga en cuenta que el referéndum no es vinculante. También cree que la CIJ tomará una posición neutral pero firme, asegurando que ninguna de las acciones de las partes pueda afectar el proceso.

Rodríguez insiste en que aún no se sabe si la CIJ pedirá a Venezuela que suspenda el referéndum o algunas de las preguntas. También destaca que la decisión de la CIJ será vinculante y que el incumplimiento de sus obligaciones internacionales podría afectar la imagen y las posibilidades de Venezuela a nivel internacional.

En caso de que la decisión de la CIJ sea autorizar el referéndum, surge la pregunta de si Venezuela podrá cumplir con la anexión del territorio y la cedulación de sus habitantes.

En cuanto a la pregunta 3 del referéndum, Rodríguez considera que no tiene sentido porque Venezuela ya ha aceptado la jurisdicción de la CIJ. Aunque inicialmente la rechazó, presentó un documento informal y luego presentó una causal de inadmisibilidad. Según Rodríguez, ya hay un reconocimiento implícito de la jurisdicción de la CIJ por parte de Venezuela.

Rodríguez coincide con otros expertos en que la mejor opción para Venezuela es presentar la contramemoria ante la CIJ en abril de 2024. Aunque el Estado no comparezca, el proceso no se suspenderá. Según Rodríguez, es posible demostrar que el Laudo Arbitral de 1899 es nulo.

La pregunta 5 del referéndum es considerada delicada, ya que si la población vota a favor de la anexión del territorio Esequibo, se estaría tomando una decisión sin haber resuelto el fondo del asunto. Rodríguez expresa preocupación por las implicaciones de un hipotético conflicto armado.

Venezuela no reconoce a la CIJ como medio de resolución de la controversia y sostiene que el Acuerdo de Ginebra de 1966 es el único instrumento válido para resolverla, después de considerar nulo e inválido el Laudo Arbitral de París de 1899 que cedió el territorio a Gran Bretaña. Guyana presentó unilateralmente el caso ante la CIJ en 2018, y la CIJ se declaró competente para examinar la disputa, a pesar de las objeciones de Venezuela.