Lula confirma la adhesión de Brasil a la OPEP+

0
254

Dubái ha sido el escenario de la reciente Cumbre del Clima COP28, donde el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha confirmado la participación de Brasil en la alianza de productores de petróleo OPEP+. La adhesión de Brasil a la OPEP+ fue anunciada en la última reunión celebrada en Viena el pasado jueves y se espera que entre en vigor a partir de enero de 2024.

En un mensaje publicado en la red social X, Lula destacó la importancia de superar la dependencia de los combustibles fósiles y promover la transición hacia fuentes de energía más limpias. Su objetivo es que los países que se benefician de la producción de petróleo inviertan en energía verde y en el futuro sostenible. Sin embargo, Lula reconoció que este camino no será fácil y que supondrá un desafío.

Aunque el presidente no mencionó las políticas de cuotas de producción de la OPEP+, el presidente de la petrolera estatal Petrobras, Jean Paul Prates, adelantó a los medios que Brasil no participará en estas políticas. Actualmente, Brasil es el mayor productor de petróleo de Latinoamérica y se convertirá en el vigésimo cuarto socio de la OPEP+ y el tercer país de la región en formar parte de esta alianza, junto a México y Venezuela.

La inclusión de Brasil en la OPEP+ fue un anuncio inesperado al finalizar la conferencia ministerial de forma virtual. El ministro brasileño de Minas y Energía, Alexandre Silveira, intervino en el encuentro para comunicar esta decisión. Según datos oficiales, Brasil tuvo una producción promedio de 3,5 millones de barriles equivalentes diarios en octubre, pero alcanzó un récord de 4,48 millones de barriles en agosto. El país tiene previsto convertirse en el quinto mayor exportador mundial de crudo para 2030, gracias al aumento de su producción que alcanzará los 5,3 millones de barriles.

Esta adhesión de Brasil a la OPEP+ marca un nuevo capítulo en el panorama energético y económico mundial, y refuerza la importancia de la transición hacia fuentes de energía más sostenibles. Con Brasil sumándose a la alianza, se espera que se promueva un mayor compromiso con la energía verde y se impulsen políticas que fomenten la reducción de emisiones y el desarrollo de tecnologías limpias. El camino hacia un futuro más sostenible puede ser desafiante, pero la participación de Brasil en la OPEP+ es un paso en la dirección correcta.