Maduro ascendió a general a Rafael Franco Quintero militar señalado de violación de derechos humanos por la ONU

0
390

El general de división Rafael Antonio Franco Quintero fue señalado en las «Conclusiones detalladas de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela», presentadas el 20 de septiembre de 2022.

Con información de CONTROL CIUDADANO

En el marco de los actos de ascensos de generales almirantes y del personal militar que ocupó el primer lugar en el orden de mérito de cada promoción y categoría de la institución militar, se pudo conocer que el general de brigada Rafael Franco Quintero, fue ascendido al grado de general de división, ocupando el puesto número 19, en el orden de mérito de 25 oficiales ascendidos a ese grado, en el componente ejército.

En el quincuagésimo primer periodo de sesiones del Consejo de derechos humanos, como tema 4 de la agenda, para referir «Crímenes de lesa humanidad cometidos a través de los servicios de inteligencia del Estado: estructuras y personas involucradas en la implementación de un plan para reprimir la oposición al gobierno», en Venezuela.

El informe indica que Rafael Antonio Franco Quintero «inició sus estudios en la Academia Militar del Ejército Bolivariano en Fuerte Tiuna, en Caracas, en 1995. El exdirector general de la DGCIM, Hugo Carvajal, lo incorporó al organismo en algún momento antes de 2013. Según un exempleado de la DGCIM, Franco Quintero fue Director Regional de Operaciones de la DGCIM en la Región Central antes de su traslado a la sede de la DGCIM en Boleíta. Desde noviembre de 2016 hasta noviembre de 2018, Franco Quintero se desempeñó como Director de la DEIPC. (…) El 2 de agosto de 2019, Franco Quintero fue nombrado Director de Seguridad del Aeropuerto de Maiquetía “Simón Bolívar” en Caracas, el principal aeropuerto internacional de Venezuela».

El Informe de la Misión Internacional de los Hechos de la ONU, señala al general de división Rafael Antonio Franco Quintero, a partir del testimonio de varios ex-detenidos, funcionarios militares y otras fuentes consultadas por la Misión, como presunto responsable de graves violaciones a los derechos humanos contra personas privadas de libertad, en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).