Maduro carga contra el presidente de Guyana: «Es un político pelele a sueldo de la Exxonmobil»

0
371

En una declaración contundente, Nicolás Maduro ha expresado su descontento con el presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, acusándolo de violar la legalidad internacional en relación al territorio del Esequibo. Maduro también ha afirmado que Ali ha provocado e insultado la dignidad de Venezuela.

En este sentido, Maduro ha dejado claro que Venezuela no reconocerá ninguna licencia otorgada por Guyana para la explotación en aguas no delimitadas. Además, ha insistido en que la postura de Georgetown constituye una violación de los acuerdos de paz y del derecho internacional.

Maduro ha advertido a todas las empresas que pretendan ingresar ilegalmente en aguas venezolanas o en aguas no delimitadas que Venezuela responderá legalmente de acuerdo con el Derecho Internacional. El presidente venezolano ha dejado claro que su país no reconocerá ninguna licencia otorgada por Guyana en aguas por delimitar o en aguas no delimitadas.

Asimismo, Maduro ha reiterado que las aguas en las que Guyana ha otorgado licencias para la explotación petrolera están en disputa y que algunas de ellas pertenecen a Venezuela. En este contexto, ha destacado que su gobierno continuará llevando a cabo el Referéndum Consultivo convocado por la Asamblea Nacional para ratificar la propiedad de Venezuela sobre el territorio del Esequibo.

En un tono despectivo, Maduro ha calificado al presidente guyanés como un títere y ha afirmado que la petrolera ExxonMobil está haciendo campaña para sobornar a los políticos corruptos de siempre. Con determinación, Maduro ha asegurado que nadie podrá vencer a Venezuela, ya sea el imperio estadounidense, el Comando Sur o políticos títeres a sueldo como el presidente de Guyana.

En resumen, Nicolás Maduro ha expresado su descontento con el presidente de Guyana y ha dejado claro que Venezuela no reconocerá ninguna licencia otorgada por ese país en aguas no delimitadas. Maduro también ha reafirmado la posición de su gobierno sobre la disputa territorial en el Esequibo y ha prometido continuar con el Referéndum Consultivo para reafirmar la propiedad de Venezuela sobre esa región.