Maduro: Llueva, truene o relampaguee se celebrará referendo sobre el Esequibo

0
281

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiteró hoy su compromiso de llevar a cabo la consulta sobre la disputa territorial con Guyana el 3 de diciembre, a pesar de la solicitud de Georgetown a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para suspender el referéndum. Durante un acto en defensa del territorio Esequibo, Maduro afirmó que el referéndum se llevará a cabo sin importar las circunstancias y que el pueblo venezolano decidirá soberanamente su futuro.

La semana pasada, Guyana presentó una solicitud a la CIJ para suspender el referendo consultivo en el que Venezuela planea crear una provincia en la zona en disputa y nacionalizar a sus habitantes. En respuesta, la CIJ convocó a una audiencia para el 14 de noviembre.

Aunque Maduro no hizo referencia a la audiencia, calificó la solicitud de Guyana como «temeraria» y denunció las provocaciones del país vecino para crear conflictos. El territorio en disputa, conocido como Esequibo o Guayana Esequiba, abarca 160.000 kilómetros cuadrados y está bajo la administración de Guyana, donde se habla inglés. Esta región contiene depósitos de petróleo y minerales, así como ricas cuencas hidrográficas.

La disputa territorial entre Venezuela y Guyana lleva más de un siglo, pero las tensiones se han intensificado recientemente debido a la concesión de licitaciones petroleras en el área por parte de Guyana. Maduro ha rechazado estas licitaciones, argumentando que el territorio está pendiente de delimitación, y ha llamado a Guyana a negociar. Sin embargo, Georgetown ha declinado la propuesta de Maduro, argumentando que las Naciones Unidas han intervenido durante décadas y han delegado el caso a la CIJ, una instancia que Venezuela rechaza.

Guyana defiende un límite establecido en 1899 por un tribunal de arbitraje en París, mientras que Venezuela reivindica el Acuerdo de Ginebra de 1966, firmado con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, que establece las bases para una solución negociada y desconoce el laudo anterior.

Maduro también hizo un llamado a la unidad de los venezolanos en torno a este tema y aseguró que Venezuela defenderá el territorio que considera suyo históricamente. En sus palabras, enfatizó la importancia de no dividir a la opinión pública y de unir el alma nacional en un debate constructivo.