Maduro reúne a pastores evangélicos en Miraflores en oración por arrepentimiento

0
311

El sábado por la noche, Nicolás Maduro se reunió con pastores evangélicos en el salón Boyacá del palacio de Miraflores, donde se realizaron oraciones y declaró el 15 de junio como el «Día del Arrepentimiento y de la Esperanza en Cristo».

El evento, que tuvo lugar 43 días antes de las elecciones presidenciales, contó con la presencia del pastor Enrique Villalba, quien pidió perdón a Dios por los errores cometidos. Mientras tanto, Maduro y los asistentes levantaron sus manos.

El mandatario compartió imágenes del encuentro religioso en sus redes sociales. Llevaba una estola con una cita bíblica y expresó su apoyo a las iglesias cristianas.

«Realizamos un encuentro especial en el palacio del pueblo, con los apóstoles, pastores y las iglesias cristianas, nos unimos en oración sincera y hermosa, de arrepentimiento nacional y entronamiento de Jesucristo en Venezuela», publicó Maduro en la plataforma X.

El pastor Villalba, durante la oración, dijo: «Tú dices que si tu pueblo se humilla, si tu pueblo se humilla, si reconoce, si se arrepiente, si confiesa su pecado, tú oirás el clamor, tú perdonarás el pecado, tú sanarás la tierra. Perdónanos. Perdónanos porque te dimos la espalda, perdónanos porque nos fuimos detrás de dioses extraños. Perdónanos porque adoramos dioses que no eras tú. Perdona nuestro pecado, nuestra inmoralidad, nuestra corrupción. Perdona señor nuestras faltas, perdona nuestra soberbia».

Esta no es la primera vez que Maduro participa en actos religiosos. En marzo de este año, recibió al obispo evangélico Ronaldo Santos para orar por el levantamiento de sanciones.

En abril de 2018, asistió a un ritual chamánico en el contexto de las elecciones del 20 de mayo de ese año. También se le ha vinculado con prácticas de brujería y santería, según reseñas en medios locales e internacionales como ABC.

Con información de El Nacional